Empresarios exigen diferir declaraciones fiscales

Compartir:

El Consejo Coordinador Empresarial exige al gobierno diferir la presentación de la declaración del ejercicio de 2019 tanto de personas físicas como de personas morales durante 6 meses o pagar en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.

El CCE explicó que la declaración de emergencia a causa del coronavirus que amplió las medidas preventivas hasta el 30 de abril traerá como consecuencia afectación en la generación de ingresos de personas físicas como morales.

En comunicado, el Consejo explicó que por las circunstancias que vive el país los contribuyentes han enfrentado dificultades serias en la interacción con los sistemas informáticos del SAT.

De aquí la exigencia de que, entre las medidas para enfrentar la crisis, se tome la de diferir la presentación de las declaraciones de 2019, y permitir la disminución de los pagos provisionales en 2020.

El CCE pidió al gobierno mexicano seguir las recomendaciones de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) como diferimiento de pagos de cuotas en materia de seguridad social respecto de sus trabajadores y de pagos de cuotas en materia de seguridad social respecto de sus trabajadores, así como celeridad en los procesos para obtener devoluciones de IVA.

El organismo empresarial recordó que La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado una serie de medidas emergentes de carácter fiscal a los gobiernos cuya finalidad es poder evitar que se profundice una crisis económica.

Entre ellas se encuentran el difermiento o la condonación de pagos de impuestos; la eliminación de pagos anticipados a cuenta del impuesto final o en su caso el poder ajustarlos a la realidad que están viviendo las empresas con esta crisis; simplificación y celeridad en los procesos para obtener devoluciones de IVA; diferimiento de pagos de impuestos y derecho a la importación de mercancías; diferimiento de pagos de cuotas en materia de seguridad social respecto de sus trabajadores.

El problema es que la recaudación del gobierno cayó en 6.3 por ciento en febrero, unos 394 mil millones de pesos, aún y cuando el coronavirus no afectaba la economía.
A partir de este dato, difícilmente escuchará al CCE.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...