Detienen a 15 policías por saquear un rancho en Oaxaca

La Fiscalía General del estado, informó que los delitos, fueron cometidos en el rancho La Engorda, ubicado en el Municipio de San Juan Bautista Tuxtepec

Compartir:

Un total de 15 policías estatales en Oaxaca fueron  vinculados a proceso y prisión preventiva por presuntos abuso de autoridad y de robo con violencia.

Rubén Vasconcelos, fiscal general de Oaxaca, informó que el viernes se ejecutaron 15 órdenes de aprehensión contra el mismo número de policías estatales por los delitos de robo calificado, allanamiento de morada y abuso de autoridad, tras los hechos registrados en el rancho La Engorda, en el municipio de Tuxtepec.

La Fiscalía General del estado, informó que los delitos, fueron cometidos en el rancho La Engorda, ubicado en el Municipio de San Juan Bautista Tuxtepec.

El pasado 13 de octubre, los policías estatales irrumpieron violentamente en el Rancho “La Engorda” del municipio de San Juan Bautista Tuxtepec. Arribaron al inmueble en tres camionetas con la leyenda de la Policía Estatal, de las que descendieron uniformadas con chalecos tácticos para cometer el ilícito.

Elementos de las patrullas 1914, 1910 y 1884 torturaron al velador Abraham Calderón Sandoval y robaron dinero, alhajas, animales y equipo de cómputo.

Según consta en la averiguación, los policías irrumpieron violentamente sin presentar ninguna orden de cateo al tiempo que preguntaron por el dueño del rancho y dónde se encontraba la caja fuerte.

Se afirmó que existe la evidencia comprobatoria de dichos actos ilícitos, por lo que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones ejecutaron las órdenes de aprehensión en contra de los acusados, que fueron puestos a disposición de la autoridad judicial correspondiente.

Se sabe que los uniformados operaban como una banda de asaltantes en la cuenca del Papaloapan.

El Juez de Control vinculó a proceso a los imputados y, a solicitud del Ministerio Público, dictó prisión preventiva como medida cautelar.

El Juez estableció un plazo de tres meses para el cierre de investigación, tiempo en el que dichos elementos policiacos permanecerán internados en la Penitenciaría Central del Estado.

En un comunicado, la dependencia informó que al tener conocimiento de los hechos, personal de la Fiscalía General inició con las investigaciones correspondientes “sin dejar, en ningún momento, de avanzar en las actuaciones que eran necesarias para definir hechos y determinar responsables”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...