‘No hay resultados positivos’

A 5 años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, informa de acciones en torno a la investigación, pero no de avances

Compartir:

Alejandro Encinas, titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), se limitó a informar de acciones, no de avances, en la investigación del caso Ayotzinapa.

Ello, a cinco años de la desaparición de sus 43 normalistas.

En la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien llamó a la ciudadanía a respaldar al gobierno y a la que también acudió Omar Gómez Trejo, fiscal del caso, Encinas hizo un recuento de lo logrado en el caso Ayotzinapa en nueve meses y medio.

Particularmente, el titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Segob hizo alusión a nuevos operativos, citatorios a funcionarios y, ahora, al ofrecimiento de recompensas, una de ellas de un millón y medio de pesos, a quien proporcione información que permita dar con el paradero de los 43 normalistas desaparecidos, cuyos familiares marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo.

En su movilización, los padres de los jóvenes  oriundos del municipio de Iguala se hicieron acompañar por contingentes de las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana  y Autónoma de la Ciudad de México, y del Instituto Politécnico Nacional.

Asimismo, por otras instituciones educativas.

Las marchas por los 43 estudiantes de Ayotzinapa a cinco años de su desaparición se replicaron en los estados de Guerrero y Michoacán con la misma consigna: Resultados en la investigación del caso.

 

PESADILLA NO TERMINA

Como una pesadilla que no termina calificó Hilda Hernández Rivera, madre de uno de los normalistas de Ayotzipana desaparecido, los ya cinco años posteriores a los hechos de Iguala.

“Cinco años hemos vivido una pesadilla que no termina; cinco años de incertidumbre.

“El tiempo avanza y nuestra salud merma”, refirió Hernández Rivera desde la tribuna de la Cámara de Diputados.

La madre del normalista César Manuel González instó a la actual Legislatura a vigilar las investigaciones de las autoridades y a que haga lo propio con todas las instituciones involucradas en el caso para que aporten sus esfuerzos en el marco de sus competencias.

Y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tener apertura.

Es decir, que los elementos adscritos al 27 Batallón de Infantería de Iguala sean investigados por su probable participación, directa e indirecta, en el caso Ayotzinapa.

Finalmente, tras acusar a ex funcionarios de obstaculizar el conocimiento de la verdad, Hernández Rivera instó a la Fiscalía General de la República (FGR) a ser más dinámica en sus investigaciones y a emprender las acciones legales conducentes.

 

ENCAPUCHADOS ‘NEGRITO EN EL ARROZ’

Encapuchados hicieron de las suyas durante la marcha, del Ángel al Zócalo, con la que se recordó a los 43 estudiantes de Ayotzinapa a cinco años de su desaparición.

Ello, ante una policía meramente espectadora.

El Monumento a Colón, las oficinas de la Secretaría de Bienestar y diversos negocios fueron objeto de pintas.

Y los edificios del Tribunal de Justicia de la Ciudad de México y de la representación del gobierno de Nuevo León, al igual que  hoteles y comercios, y vehículos, de destrozos.

Mientras, una vez en el Zócalo, los encapuchados arremetieron contra la Puerta Mariana, la cual intentaron abrir a mazazos, no sin antes lanzarle palos y botellas.

Paralelamente, se dieron a la tarea de pintar leyendas como “Asesinos” y “Estado asesino” en la sede del Poder Ejecutivo.

La Puerta Mariana de Palacio Nacional pudo ser cerrada una vez que los militares encargados de resguardarla se percataran de la presencia de los encapuchados.

 

CALDERÓN  PRIMER LUGAR EN DESAPARICIONES FORZADAS

En los últimos 13 años, el gobierno de Felipe Calderón ocupa el primer lugar en desapariciones forzadas al acumular el 77 por ciento de las quejas, de acuerdo con un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En la administración en referencia, la estrategia de seguridad, nombrada popularmente como “guerra contra el narcotráfico”, constituyó el parteaguas de una profunda crisis de derechos humanos en el país, según han documentado organismos nacionales e internacionales.

La respuesta de la CNDH tras la solicitud de información vía la Plataforma Nacional de Transparencia indica que durante los sexenios de Calderón, Enrique Peña Nieto y lo que va del de Andrés Manuel López Obrador se recibieron 384 quejas por desaparición forzada de personas.

Además, el informe del organismo autónomo revela que en el mismo periodo emitió 24 recomendaciones en la materia, cuatro de ellas por violaciones graves.

El informe añade que las corporaciones con más quejas de desaparición son las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), que recibió 185 señalamientos, y la de Marina (Semar), que acumula, a la fecha, 116.

En total eran 301 expedientes de queja.

Durante la presidencia de Peña Nieto, los expedientes de queja por desaparición que se hicieron llegar a la CNDH disminuyeron respecto del sexenio anterior, al pasar de 297 a 75, de acuerdo con los datos brindados el este organismo mediante solicitud de transparencia.

En tanto, en la presidencia de López Obrador, durante este año, se habían acumulado 12 expedientes de queja por desaparición forzada de personas, cifra que se asemeja a los 13 expedientes registrados durante el primer año de mandato de su antecesor.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...