Cuestionada alcaldesa de Los Reyes La Paz

Prepotencia, despotismo y abusos contra personal y público a la orden

Compartir:

LOS REYES LA PAZ.- La prepotencia, despotismo y los abusos en contra del personal y al público ponen en el “ojo del huracán” a la presidenta municipal Olga Medina Serrano, quien al paso de los meses exhibe una total incapacidad para gobernar el municipio, al grado de que sus subalternos no le obedecen y la tratan como “loca”.
Así se refieren los subdirectores, jefes de departamento y de oficina cuando hablan de su jefa Olga Medina, “la loca”, y eso ha llegado a oídos de la gente de las colonias, los comerciantes, incluso de los empleados que salen a las calles para realizar su trabajo en la recolección de basura, e incluso los mismos patrulleros.

DESORDEN Y ‘LOCURA’
en la alcaldía todo es un desorden, una “locura”, en donde los documentos sobre el cobro de agua y demás servicios están extraviados, perdidos como ocurre en un manicomio.
Al menos eso se ve en la Biblioteca Hermanos Flores Magón, hasta donde por recomendaciones de Raúl Ramírez Cruz se encuentran “extraviados”, o mejor dicho escondidos, decenas de constancias de residencia de vecinos de este municipio.
Haciéndole al “loco”, en la mencionada biblioteca se cobran los CURP, a cinco pesos, y el extravío de actas a veinte pesos… todo un jugoso negocio, por no decir corrupción, un cáncer en donde el Presidente Andrés Manuel López Obrador da un combate frontal desde que llegó al poder.

CORDINADORA DE BIBLIOTECAS APADRINADA
De hecho, tras la salida de Raúl Ramírez Cruz, quien era secretario del Ayuntamiento, por acoso sexual a las trabajadoras del ayuntamiento y desvío de dinero, éste ex servidor no ha dejado de operar en el municipio, pues es apadrinado por la coordinadora de Bibliotecas, María de Lourdes Ortiz Rodríguez.
Uno de los ilícitos en los que incurre María de Lourdes Ortiz consiste en acudir a las empresas que operan en el municipio para solicitar comedidamente su colaboración y apoyo con juguetes para la niñez de Los Reyes, y la petición es atendida por los empresarios.
Lo malo aquí es que los juguetes no llegan a los niños del municipio, sino a los niños de la familia de la mera jefa de la Biblioteca, quienes en las fiestas familiares se llevan esos espléndidos regalos, gracias a los empresarios que así colaboran con el municipio.
Eso, aquí en China, es corrupción, por lo que se exhorta a las autoridades correspondientes supervisar el accionar de estos funcionarios.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...