No confundir diplomacia con falta de firmeza: Videgaray

Durante su exposición inicial, sostuvo que México no permitirá que ciudadanos de otras naciones sean deportados a territorio nacional

Compartir:

La postura de México ante la política estadunidense ha sido firme, clara, inteligente y oportuna, sostuvo el canciller Luis Videgaray, quien advirtió que no dudará en acudir ante organismos internacionales cuando haya violaciones a derechos humanos de connacionales o afectación a intereses.

“Que no se confunda la prudencia con falta de claridad, que no se confunda la falta de estridencia con falta de estrategia”, aclaró al comparecer ante el pleno del Senado y responder cuestionamientos de la senadora Layda Sansores, del PT.

“Que no se confundan las buenas formas de la democracia y de la diplomacia con la falta de firmeza”, pidió el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En la ronda de preguntas y respuestas se refirió a las diversas versiones al interior del gobierno estadunidense en temas como migración y comercio, a lo cual dijo que el gobierno mexicano atiende “los hechos y no a los dichos” que provocan confusión en el discurso y en las redes sociales.

Lamentó y rechazó tajantemente las filtraciones que se dieron a raíz de la conversación entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, al tiempo que las calificó de “falsas”, ya que la postura del Primer Mandatario fue de firmeza, claridad y defensa de la soberanía.

Frente a cuestionamientos de senadores del PRD y del PAN en materia de deportaciones de mexicanos, respondió que el gobierno federal mexicano siempre privilegiará los derechos humanos ante los intereses económicos.

México no dudará en acudir ante organismos internacionales, incluidos la ONU, cuando existan violaciones a los derechos humanos de los migrantes mexicanos, así como ante instancias de arbitraje internacional en materia de afectación de tratados comerciales, subrayó.

Refirió que la decisión de mantener o renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte es atendiendo el objetivo de buscar lo mejor para México.

“Lo vamos a mantener si le conviene a México. No es un acto de fe. Es un instrumento para generar empleos y atraer inversiones” por lo que no se aceptarán daños que impliquen daño a la economía mexicana, agregó.

A pregunta de la senadora Dolores Padierna sobre cambios a la política fiscal de Estados Unidos para afectar con aranceles a productos mexicanos, Videgaray Caso comentó que cuando exista algo concreto el gobierno y el Congreso mexicanos deberán estar listos para actuar.

‘RECHAZA MÉXICO MILITARIZACIÓN DE OPERACIONES MIGRATORIAS DE EU’

Videgaray Caso expuso que el gobierno mexicano rechaza cualquier intento de Estados Unidos por militarizar las operaciones migratorias, así como medidas unilaterales que pretenden deportar a México a ciudadanos de otros países.

En el marco de su comparecencia ante el pleno del Senado, dijo que estos temas fueron expuestos puntualmente a los secretarios de Estado, Rex Tillerson; y de Seguridad Interior, John Kelly, a quienes expresaron el rechazo a cualquier principio de extraterritorialidad de decretos estadunidenses en México.

Durante su exposición inicial, el funcionario federal sostuvo que México no permitirá que ciudadanos de otras naciones sean deportados a territorio nacional, y se pronunció porque prevalezca la coordinación en materia migratoria.

Indicó que el gobierno de México planteó a ambos funcionarios la entrada en vigor el llamado “Acuerdo de Totalización” firmado por ambos gobiernos en 2004 y prevé que los trabajadores que sean repatriados puedan acceder a sus recursos y ahorros de la seguridad social.

En materia de seguridad, Videgaray Caso subrayó que el gobierno mexicano quiere seguir en una relación de amplia colaboración con Estados Unidos, pero que el diálogo sea genuino y se dejen atrás amenazas y agravios.

En este marco anunció que México será anfitrión de una reunión de alto nivel con funcionarios de los gobiernos de Estados Unidos, así como de las naciones del llamado “Triángulo del Norte”, para analizar el tema del desarrollo de la región de Centroamérica.

El canciller dijo que Estados Unidos y México deben involucrarse con Centroamérica con un enfoque de desarrollo y no sólo preocuparse por el tema de la migración que sale de esas naciones.

Consideró que relación de México y el mundo con Estados Unidos es un “reto inédito”, sobre todo porque el vecino país del norte fue un promotor del libre comercio y esas políticas han cambiado, por lo que si bien México respeta el mandato electoral del pueblo estadunidense, ello no debe traducirse en agresiones a países amigos.

El funcionario subrayó que el Presidente Enrique Peña Nieto ha delineado los principios de esta nueva relación que parte del absoluto respeto a nuestra soberanía y el rechazo a la construcción de muros en la frontera, además del respeto irrestricto a los derechos humanos y civiles de los mexicanos que viven en la unión americana.

“Cualquier dialogo con Estados Unidos debe ser con el principio de integralidad”, es decir con todos los temas en la mesa de negociación, pero no aceptarán cuotas o aranceles en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) subrayó.

“México no rehúye a la posibilidad de mejorar el TLCAN, pero su naturaliza fundamental, de libertad económica debe mantenerse”, apuntó el secretario, quien agregó que el gobierno mexicano está abierto a incluir nuevos sectores como el comercio electrónico, las telecomunicaciones o el sector energético.

Finalmente Luis Videgaray refrendó que la protección de las remesas que envían los mexicanos a sus familias desde Estados Unidos es una las prioridades del gobierno mexicano.

 

Compartir: