Caso Tlatlaya no puede quedar impune: CNDH

Tras la liberación de tres militares implicados en la ejecución, la CNDH pide a la procuraduría aporte más pruebas

Compartir:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) que aporte nuevas pruebas que tengan como finalidad  fortalecer la acusación en contra de militares implicados en las ejecuciones extrajudiciales en el caso Tlatlaya.

Después de la liberación de los últimos tres de los cuatro militares que permanecían en prisión, el organismo nacional hace un enérgico llamado a la PGR a que tome en cuenta los elementos contenidos en el expediente de queja seguido por la CNDH y que dio origen a la recomendación 51/2014.

Mediante un comunicado insiste en el aporte de elementos probatorios contenidos en dicha investigación a efecto de propiciar que en estos hechos no queden impunes ante la ley.

El 30 de junio de 2014, en una bodega de la comunidad de San Pedro Limón, en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, fueron ejecutadas  22 personas.

En el lugar se produjo un enfrentamiento entre este grupo de personas, presumiblemente delincuentes, y militares, según la versión oficial del Ejército mexicano.

Pese a lo declarado por el Ejército, tres meses después, testimonios de algunos sobrevivientes, señalaron que varias de las personas fueron ejecutadas por los militares pese a que ya se habían rendido.

En su recomendación por estas “violaciones graves” a los derechos humanos, la CNDH señaló que fueron ejecutadas entre 12 y 15 personas, además de que hubo una alteración de la escena donde ocurrieron los hechos.

Compartir: