Aún hay, pero el pueblo ya no defiende al huachicol

Compartir:

Según el Presidente, en las zonas huachicoleras manda el pueblo, la autoridad.
Los grupos criminales se instalan de manera ilegal, pero los ciudadanos no los protegen; el pueblo quiere que haya legalidad, no aceptan la corrupción.

Reconoció que no es fácil acabar de la noche a la mañana con el problema. En Hidalgo arraigó mucho la cultura del huachicol. Por eso hay costos dolorosos como la tragedia.
Afirmó que no se puede decir que ya no hay robo de combustible, pero ya no es como antes; ya los delincuentes no tienen el apoyo de la gente.

Por ejemplo, ha habido otras fugas como la Tlahuelipan, pero ya la gente no está, no acude como antes.

Sobre las amenazas que sufrieron servidores públicos en Hidalgo, dijo que la mayor parte de la gente protege a los “servidores de la nación” que van a ayudar a terminar los censos para la aplicación de programas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...