…Y después de otra masacre en Veracruz… la politiquería

El más reciente hecho de violencia en el estado gobernado por el morenista Cuitláhuac García suma 28 muertos

Compartir:

La politiquería salió a relucir ante el más reciente hecho de violencia en Veracruz, estado gobernado por el morenista Cuitláhuac García.

Ello, luego de que el ataque a un bar (“El Caballo Blanco”) de Coatzacoalcos cobrará, hasta el momento, las vidas de 28 personas.

 

MINUTO DE SILENCIO EN EL SENADO

El Senado de la República guardó un minuto de silencio en memoria de las personas que fallecieron tras el ataque al bar “El Caballo Blanco” de Coatzacoalcos, Veracruz.

Al encabezar su última sesión al frente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, Martí Batres pidió a los presentes ponerse de pie.

Antes, en entrevista, el senador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) condenó el hecho y que se comentaría en la sesión para que las bancadas fijaran su postura.

“Naturalmente, condenamos esos terribles hechos de violencia; vamos a presentar un punto, por parte de la Mesa Directiva, ante el pleno de la Permanente sobre esos hechos”, adelantó Batres.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, urgió a dar con los responsables y descartó que se deba replantear la estrategia para combatir la inseguridad y la violencia.

Sostuvo que el mecanismo está muy bien planteado y llamó a no echar la  culpa al actual gobierno de la situación de violencia “porque es una salida mala, torpe”.

“Esto tiene mucho tiempo; tiene siglos”, aseveró.

En tanto, el senador panista Damián Zepeda Vidales aseveró que no abona en nada que se quieran echar la culpa de lo ocurrido el gobierno estatal y la FGR, “o lo mezclen con rencillas políticas que se tienen en Veracruz”.

Planteó que la entidad es un desastre; “está fuera de control la inseguridad en el estado y en todo el país, pero particularmente ahí”, y que el gobernador Cuitláhuac García carece de capacidad para atender el problema.

Por su parte, el senador Manuel Añorve Baños, del PRI, indicó que “se requiere una investigación pronta, expedita y con resultados inmediatos” sobre el ataque.

Confió en que los responsables sean detenidos y que las instancias federales y locales informaran a la brevedad sobre lo que realmente lo originó.

A su vez, en la opinión de la coordinadora del PRD en San Lázaro, Verónica Juárez Piña, el ataque al bar reflejaba el fracaso de la estrategia de seguridad y de la coordinación entre el gobierno federal y el del estado de Veracruz.

Expresó su preocupación sobre el tema de la inseguridad y la violencia, y exigió que, de manera inmediata, los tres órdenes de gobierno se coordinaran para dar una respuesta eficaz a la inseguridad que se vive en esa parte del país.

 

FGR TOMA CARTAS EN EL ASUNTO

Vía la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), la Fiscalía General de la República (FGR) determinó atraer el caso del ataque al bar “El Caballo Blanco” de Coatzacoalcos, Veracruz.

Ante ello, la fiscalía general del estado quedó al margen de las pesquisas.

Así las cosas, las diligencias del caso estarán a cargo de personal forense y fiscales de la SEIDO, así como de agentes de la Policía Federal Ministerial.

A decir de la FGR, la investigación sobre los delitos del fuero común, como el homicidio, también quedarán en manos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

 

INSEGURIDAD ‘HERENCIA MALDITA’: PERALTA SAUCEDO

Inquirido sobre el ataque al bar de Coatzacoalcos, Veracruz, que cobró las vidas, hasta el momento, de 28 personas, Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobernación, calificó a la inseguridad como la “herencia maldita” de administraciones pasadas.

Y que ha sido poco el tiempo para que el actual gobierno la resuelva.

“Desafortunadamente, no solamente se heredó de otras administraciones, por no intervenir en temas que han ocasionado esa ruptura del tejido social.

“Hoy se están haciendo las cosas distintas; en ocho meses de gobierno no solamente no es posible resolver una ‘herencia maldita’, como es la inseguridad; todos las sufrimos como ciudadanos”, refirió Peralta Saucedo.

 

DUEÑO DE BAR ES DECAPITADO

Si bien Agustín Javier Ronzón, dueño del bar “El Caballo Blanco” de Coatzacoalcos, Veracruz, fue detenido y subido a una unidad policiaca de Fuerza Civil de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) el pasado sábado, un video muestra su decapitación por hombres armados que lo acusan de vender droga y de ser un “chapulín”.

En la grabación, el propietario del establecimiento en referencia aparece, sometido y con los ojos vendados, con otra persona, misma que respondía al nombre de Josimar Ríos López, la cual corrió la misma suerte.

Si bien familiares acudieron a las sedes de las policías municipal y estatal, y a la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR), para preguntar por Ronzón, la respuesta que recibieron fue la de que no había personas detenidas con el nombre del dueño del bar “El Caballo Blanco”.

Y tampoco de Ríos López.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...