Asesinan a fotógrafa en Yucatán

Bárbara McClatchie Andrews, fotógrafa canadiense de National Geographic de 74 años de edad, fue encontrada sin vida entre la maleza, a la altura de la hacienda rural Teya, en la carretera Mérida-Valladolid

Compartir:

Bárbara McClatchie Andrews, fotógrafa canadiense de National Geographic  de 74 años de edad, fue encontrada sin vida entre la maleza, a la altura de la hacienda rural Teya, en la carretera Mérida-Valladolid, así lo dio a conocer Ariel Aldecua Kuk, fiscal general del estado de Yucatán.

El funcionario explicó que se trata de un  homicidio y que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento, a través del fajín con que sujetaba su cámara, pero no se robaron nada material de la víctima.

Así mismo expresó que las investigaciones sobre este asunto están avanzadas y en las próximas horas se tendrán resultados importantes.

Menciona también  ya hay una declaración por una persona ante el Ministerio Público sobre su posible participación sobre estos hechos, cuyo móvil presuntamente fue el robo.

La víctima extranjera estaba avecindada en Mérida desde hace unos 10 años y habitaba un predio en la calle 60 entre 73 del centro de la ciudad, el cual también funcionaba como galería de arte y se denominaba La Kech (en maya, La Amante).

Destacó que, al parecer, McClatchie Andrews era muy confiada porque siempre mantenía abierta una ventana para que la gente que cruzara por ahí pudiera ver las obras que se exhibían, incluso si se lo pedían dejaba entrar a las personas, aunque fueran desconocidas.

Aldecua Kuk señaló que durante la mañana del viernes, unos campesinos que se dirigían a leñar al monte encontraron el cuerpo de la mujer semiescondido entre la maleza, a la altura del kilómetro 14 de la carretera Mérida-Valladolid.

Tras el hallazgo  dieron aviso al número de emergencias.

El cuerpo presentaba huellas de violencia, por lo que se sospechaba de un atropellamiento, pero al realizar la autopsia se descubrió que la causa de la muerte fue asfixia por estrangulamiento, por lo que el caso se convirtió en homicidio.

Compartir: