Aplazan diputados Ley de Seguridad

Dicha ley es rechazada por algunas bancadas en la Cámara Baja y por organizaciones civiles, detalló Francisco Martínez Neri, legislador del PRD

Compartir:

Aplazaron los diputados la discusión y aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

Dicha ley es rechazada por algunas bancadas en la Cámara Baja y por organizaciones civiles, detalló Francisco Martínez Neri, legislador del PRD.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados explicó que el objetivo de aplazar su discusión es para generar una mayor participación que busca regular la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de lucha contra el crimen.

Javier Bolaños, presidente de la Cámara de Diputados, vio con buenos ojos que se aplace la discusión, ya que -dijo- se abrirá un periodo de análisis de la ley.

Por su parte, César Camacho, coordinador de la bancada del PRI, tiene plena confianza que el dictamen de la Ley de Seguridad Interior sea llevado al Pleno y aprobado en el actual periodo ordinario de sesiones.

Legisladores están en favor de que se reciba en el Pleno al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, así como a representantes de organizaciones que se oponen a las iniciativas sobre el marco jurídico para la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad.

Ante esta situación, la Comisión de Gobernación de San Lázaro abrió un periodo de audiencias públicas para escuchar voces en la materia para luego dictaminar el proyecto de Ley de Seguridad Interior.

Refirió que la Comisión de Gobernación ya sostuvo encuentros con los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina para oír sus puntos de vista.

Reiteró en que en este tema se deben escuchar diferentes voces y desterrar cualquier preocupación de que una disposición de esta naturaleza pueda lesionar o arriesgar la observancia cabal de los derechos humanos.

César Camacho señala que esta ley no viene a sustituir a alguna otra, ya que no hay un marco jurídico que marque los límites temporales para que las Fuerzas Armadas intervengan en quehaceres de seguridad interior.

“El dictamen tendrá que encontrar las convergencias entre todas las iniciativas si lo que creemos, y es así, es que se apruebe en la Cámara de Diputados y también en el Senado”, aseveró.

Compartir: