Apela Monreal a unidad morenista

Compartir:

El coordinador del grupo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, hizo un llamado a anteponer el interés general de la patria y hacer a un lado las divisiones, los grupos, la falta de entendimiento y los intereses personales.
En el marco del primer informe de actividades de la senadora Margarita Valdez, en la capital del estado de Durango, recordó que para el movimiento no ha sido fácil navegar en condiciones adversas.
“En Morena debemos estar unidos para resolver los problemas fundamentales de la patria, actuar con responsabilidad y con una actitud distinta para conservar el poder”, dijo al apuntar que tienen que caminar “con cuidado, conciliando, atendiendo, escuchando y, sobre todo, respetando al adversario”.
“No hay partido en la sepultura. Todos tienen su oportunidad y nosotros tenemos que actuar con responsabilidad y con una actitud distinta si queremos conservar el poder. Si no, será efímero”, advirtió.
Refirió que en las pasadas elecciones que se llevaron a cabo en Durango, Morena perdió, en gran parte, por las divisiones y la falta de comprensión de que “somos otra cosa”.
“El gobierno no debe meterse en las elecciones. Por eso yo creo en la palabra del Presidente de la República. Creo que Andrés Manuel López Obrador será uno de los mejores presidentes de la República de las últimas décadas”, resaltó.

BATRES IMPUGNA EN ARAS DE EVITAR IRREGULARIDADES EN PROCESOS FUTUROS
Martí Batres Guadarrama impugnó ante la Comisión Nacional de Honor y Justicia del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) el procedimiento interno para elegir la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, lo cual, dijo, marcará un precedente para evitar irregularidades en procesos futuros, como el Congreso Nacional de la fuerza política.
“Esta queja va a ser muy importante no sólo por los cuestionamientos que he hecho en lo personal, sino relevante para la vida democrática y ordenada de Morena en todos los ámbitos, y por la fundamentación que va a tener, tiene enormes posibilidades de que se asuman, tenga éxito y que se reponga el procedimiento”, confió.
En conferencia de prensa añadió que sobre el tema no se ha dicho la última palabra, además de que espera que la respuesta se resuelva en tiempo y forma para poder reponer el proceso de elección interna de la fracción del Senado.
La Comisión de Honor y Justicia tendrá que resolver antes del 1 de septiembre, toda vez que la propuesta de que Mónica Fernández presida la Mesa Directiva será votada, por el pleno, en sesión preparatoria citada para el 31 de agosto, donde todas las fuerzas políticas representadas en la soberanía participarán.
Batres aclaró que no acudirá a tribunales para dirimir su inconformidad sobre cómo se eligió la presidencia del Senado, pues él siempre manifestó que deseaba continuar en el cargo, en la Mesa Directiva, y que en cuanto la Comisión de Honor y Justicia resuelva sobre el asunto acatará la decisión y dará por terminado el tema.
Al reiterar que dicha denuncia sentará bases más precisas, claras, ciertas y democráticas para el ya citado tipo de procesos, para que no se repitan irregularidades, dijo estar dispuesto a acudir a una convocatoria conciliatoria de la propia Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, aunque confió en tener éxito con los argumentos jurídicos que plantea en su queja.
Sobre si ofrecería disculpas por haber dicho que los senadores que lo apoyaron fueron presionados, amenazados y que incluso hubo “cañonazos” (de dinero), apuntó que él basó su impugnación en hechos objetivos que tienen que ver con la convocatoria y otros elementos normativos, estatutarios y declaración de principios que prueban las violaciones que se cometieron.
Consideró que sería sano que hubiera renovación en todos los órganos de gobierno del Senado, como sería en la coordinación del grupo parlamentario, que fuera también una mujer, o en la presidencia de la Junta de Coordinación Política, es decir, que Ricardo Monreal fuera congruente con su discurso de dar oportunidad a otros para que aprendan sobre todo en pro de la paridad.
“Hay que seguir la línea de congruencia argumental y que se aplique en todos los terrenos, es decir, yo puedo ser un senador sin cargo, no tengo ningún problema; puedo ser presidente del Senado o puedo ser un senador raso… Lo fundamental es la transformación; es el trabajo”, dijo.
Señaló que si, en este momento, el Monreal, coordinador de los senadores de Morena y presidente de la Junta, declarara que deja el cargo a una compañera, él se sumaría y ya no tendría argumento alguno para reclamar ser presidente del Senado.
Asimismo, aseveró que ha recibido diversas muestras de fraternidad y de amistad; incluso, comentó que la situación del Senado reveló la relación fraterna que existe en la Cámara de Diputados con Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva, y el diputado Mario Delgado, coordinador de la bancada en San Lázaro.
“Me gustaría tener un trato fraterno y de compañeros de mi coordinador parlamentario; ese es el que me falta. Me gustaría que mi coordinador parlamentario no me viera como su enemigo número uno; es más, que no me viera ni como su último enemigo. Me gustaría que mi coordinador parlamentario me viera como un compañero; ojalá algún día suceda.
“Eso sería muy bueno, que tuviera esta capacidad; me gustaría mucho que Ricardo tuviera esta capacidad para ver a los otros liderazgos de Morena como sus compañeros, como parte de un proyecto”, concluyó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...