AMLO le está haciendo mucho daño a la izquierda: Salazar Mendiguchía

"Hay una cargada brutal y no solamente de esos partidos de izquierda, veo una cargada brutal de empresarios y de mucha gente hacia la candidatura. Se ve firme pero en política no hay nada escrito"

Compartir:

Pablo Salazar Mendiguchía, ex gobernador de Chiapas, señaló que Andrés Manuel López Obrador es el candidato más predecible rumbo a las elecciones presidenciales de 2018.

“Él es el único que ya es candidato, tiene ya 15 años o cuántos en campaña, es un hombre muy persistente. Le está haciendo mucho daño a la izquierda, es un daño que era previsible”.

Mendiguchía recordó que en el pasado la gran apuesta de Andrés Manuel López Obrador eran los desprendimientos del Partido Revolucionario Institucional (PRI); hoy está tomando la decisión de socavar al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Y a lo que quede del PRD, no está dispuesto a pagar ninguna cuota política a los partidos, se está llevando la membresía y les va a dejar ahí solamente el membrete, eso como estrategia todo mundo lo elogia, lo reconoce que le funciona”.

Lo que deja mucho que desear es esta actitud de los que se están yendo, destacó, en un fenómeno que no es nuevo ni tiene que ver con la izquierda, “eso lo aprendimos los que tenemos años con el PRI.

“Hay una cargada brutal y no solamente de esos partidos de izquierda, veo una cargada brutal de empresarios y de mucha gente hacia la candidatura. Se ve firme pero en política no hay nada escrito”.

En opinión del ex gobernador, el problema de López Obrador es él mismo, “tiene problemas en la zona roja”, algo hace mal. Pablo Salazar Mendiguchía tiene la esperanza de que emerja una figura sólida de candidato independiente para darle una alternativa diferente a México.

Por otra parte, detalló que hace 18 años fue creado el “Movimiento de la Esperanza” y ahora el gran reto es lograr que los ciudadanos sin deseos de participar en un proceso electoral lo hagan.

“Nosotros construimos este gran Movimiento de la Esperanza, lo relanzamos realmente con la idea de otra vez lograr ser la mayor fuerza política y moral en Chiapas para decidir más adelante cuales son las rutas que vamos a tomar”.

Pero sin descartar Salazar Mendiguchía inclusive, si las afiliaciones siguen incrementando, explorar las candidaturas independientes en Chiapas, incluida la gubernatura. Y señaló que no tiene la pretensión de ser candidato, “ya no puedo ser gobernador, puedo ser cualquier cosa menos gobernador. No estoy trabajando para mí, quiero ser yo la esperanza de la gente”.

Compartir: