AMLO compite con billeteros de la Lotería

Compartir:

Al final, no fue broma, distractor ni ocurrencia, el Presidente López Obrador sí rifará el avión que Felipe Calderón compró para Enrique Peña Nieto; el sorteo será el 15 de septiembre y cada cachito de los 6 millones costará 500 pesos, como dijo desde la primera ocasión que provocó la carcajada nacional.

Una vez sorteado, el avion seguira en poder de la Fuerza Aérea Mexicana; con lo recaudado, pagará a quienes tengan en su poder los cachitos ganadores, se liquidará la deuda de la aeronave, y el resto se usará para ayudar a la población a resolver sus problemas médicos.
En realidad, desde hace varios días López Obrador se ha dedicado a comer con los más ricos del país, quienes llegan a Palacio Nacional preocupados pensando que el mandatario los comprometerá con algún proyecto específico, pero salen haciendo cuentas de cuánto les costará comprar cachitos para cada uno de sus trabajadores, varios miles en la mayoría de los casos.

Para decirlo en otras palabras, el Presidente empezó a hacer la competencia a los vendedores de billetes de lotería, con la ventaja de ser quien es y ofrecer la rifa en donde lo hace.
En la conferencia mañanera, Andrés Manuel explicó que los ganadres no se llevarán el avión, ni en partes por partes, sino el equivalente en dinero del cachito ganador que hayan adquirido.

Sólo habrá 100 cachitos ganadores y sus poseedores se llevarán 20 millones de pesos, es decir, 2000 millones de pesos. El resto de lo que recupere el gobierno mediante el sorteo, mil millones de pesos, se usará para pagar lo que aún se debe.
Esto fue lo que dijo López Obrador:

“Ya se tomó la decisión, después de análisis y consultas se tomó la decisión de rifar el avión.

“Se van a vender 6 millones de cachitos, lo que va a permitir obtener, en general, si se venden todos los números, 3 mil millones.

“Se va a convertir en dinero, estamos considerando entregar premios a los 100 que ganen, 20 millones de pesos a cada uno, 2 mil millones de pesos.

“Se van a entregar en premio 2 mil y los mil restantes son 400 o 500 para a completar lo del avalúo porque el avalúo del avión es de más de 2 mil 500 millones de pesos.

“El avión tiene asegurado dos años en la Fuerza Aérea y si aparece un comprador, se vende a precio de avalúo, todo esto lo estamos haciendo para no rematarlo, para no tener prisas.

“Es decir, el avión sigue en renta, pero al mismo tiempo se resuelve el problema porque se pagan los premios y lo que se obtenga de la rifa es para los hospitales y el avión tiene dos años de mantenimiento hasta que se venda, pero al mismo tiempo que se mantiene, mientras se vende, se va a poder rentar y ya hay un contrato de renta de un año”.

Los recursos recaudados con el sorteo serán destinados a la compra de equipo médico, recordó el Presidente.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...