Alerta Coldwell sobre ‘boquete enorme’ a finanzas públicas

Compartir:

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, advirtió, ante el pleno de la Cámara de Diputados, que reducir el impuesto de las gasolinas abriría un “boquete enorme” a las finanzas públicas y que afectaría al próximo gobierno federal en la restricción o cancelación de muchos programas sociales.

Durante su comparecencia conjunta con los titulares de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex), en el marco de la glosa del VI Informe de Gobierno, el funcionario sostuvo que todos quisieran que el precio de la gasolina fuera lo más barato posible.


Sin embargo, expuso, su costo se integra por el precio de referencia internacional, la logística de transporte, los márgenes comerciales y las mermas, más la carga fiscal federal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) federal y estatal, además del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Advirtió que el aumento al precio de la gasolina es muy controvertido por dos factores que inciden en el precio de los combustibles y que contienen un efecto muy grande sobre las finanzas públicas.

Refirió que en diciembre de 2016, el peso se devaluó de manera considerable por el efecto Trump, “los mercados estaban nerviosos y, además, hubo un incremento considerable de las gasolinas”, acotó.

Por ello, argumentó que no haber incrementado el precio de las gasolinas hubiera puesto en riesgo la calificación crediticia del país y la cancelación de programas sociales que son fundamentales para muchos mexicanos.

Al responder a las interrogantes de la bancada de Movimiento Ciudadano, Coldwell dijo que la propuesta de reducir el IEPS no está en sus atribuciones porque la actual administración ya no elaborará el Paquete Económico 2019, que corresponde al nuevo gobierno.

Sin embargo, añadió que no lo recomienda en su convicción de mexicano porque haría un “boquete enorme” a las finanzas públicas y afectaría al gobierno electo en la restricción o cancelación de muchos programas que ha anunciado.

Por otra parte, Coldwell aseguró que prohibir el fracking de manera generalizada en el país sería un error, toda vez que, precisó, 53 por ciento de las reservas de gas están en recursos no convencionales, por lo que se condenaría a México a seguir con la importación del combustible.

Consideró que sería mucho más inteligente una política pública que use la figura de las zonas de salvaguarda para proteger áreas, pero no una prohibición generalizada, dado que esto dañaría profundamente la seguridad energética.

“Yo lamentaría esta iniciativa de prohibir el fracking de manera generalizada en nuestro país; sería un error; ese día habría una fiesta en Texas, del regalo que les estamos dando los mexicanos, porque nos condenaría a seguir importando gas”, argumentó.

Precisó que antes de la Reforma Energética no había regulación para que el fracking se realizara con las mejores prácticas ambientales e industriales.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tienen una regulación al respecto, hizo notar.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...