Última actualización: hace 10 minutos

La Iglesia no se callará

La visita del Papa Benedicto XVI es una lluvia saludable para el momento que estamos viviendo

por el

imagen1

“El Papa Benedicto XVI viene a México en un momento oportuno, como una lluvia saludable, por el momento que estamos viviendo”, son las palabras del cardenal Norberto Rivera Carrera en entrevista exclusiva con IMPACTO TV.

En su oficina de la Arquidiócesis de México, en Durango 90, le pregunto sobre las demandas del PRD y del jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard Casaubón, como consecuencia de las declaraciones del vocero Hugo Valdemar y del cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez.

“La libertad de expresión no es un privilegio, es un derecho humano fundamental que todas las Constituciones del mundo deberían respetar y promover; el derecho a la libertad religiosa es una libertad de expresión de la propia fe y de las convicciones”, afirma el arzobispo que ocupa el lugar que en 1528 ocupó Fray Juan de Zumárraga.

La Iglesia no va a callar, va defender y a decir lo que piensa, sentencia Rivera, y agrega: “El Estado Laico no debe ser un Estado persecutor de la Iglesia, ni un Estado ateo (donde se prohíbe), sino aquel que promueve y respeta la libertad de los ciudadanos”.

Veinte años atrás, en nuestro país se aprobó la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, y ahí inició la relación Estado-Iglesia bajo el precepto histórico de la separación de las dos instituciones, sin embargo, a la clase política no le gusta la libertad de expresión de los clérigos en lo que consideran sus temas, y lo hacen patente cuando la Arquidiócesis externa su opinión sobre la inseguridad, el aborto, matrimonios y adopciones por personas del mismo sexo, corrupción política, etcétera.

Pero el cardenal no da tregua cuando se trata de coartar esos derechos humanos, entre ellos el de los sacerdotes; afirma “México aprobó los tratados internacionales en donde se expresa la libertad religiosa, y debe asumirse para evitar los roces que durante 20 años ha tenido la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, y es claro que la libertad de culto va más allá que la libertad de creencias. Es la libertad que afecta todos los ámbitos de la vida, en la educación y en los medios de comunicación donde aún persisten las restricciones”.

Las restricciones referidas especifican en el Título Tercero Artículo 21 que las asociaciones religiosas únicamente podrán, de manera extraordinaria, transmitir o difundir actos de culto religioso a través de medios masivos de comunicación no impresos, previa autorización de la Secretaría de Gobernación. En los casos mencionados los organizadores, patrocinadores, concesionarios o propietarios de los medios de comunicación, serán responsables solidariamente junto con la asociación religiosa de que se trate, de cumplir con las disposiciones respecto de los actos de culto público con carácter extraordinario.

Las reformas a la Constitución en materia religiosa son necesarias para el arzobispo primado de México; comenta que en la Constitución debe definirse a detalle el Estado Laico, “Todos damos diferentes interpretaciones; unos lo entienden como un estado agresivo a la religión, anticlerical; otros como un Estado ateo”, y agrega: “Que se defina en la Constitución y se especifique con claridad hasta dónde llega la libertad religiosa”.

Uno de los reclamos de las iglesias es la libertad en la educación, porque aun cuando se considere el laicismo, no implica que los credos estén al margen de la formación de los jóvenes; para Rivera la educación religiosa debe abrirse a escuelas privadas y públicas, ya que la mayoría de la población no tiene recursos económicos y no debe ser excluida de este tipo de educación que integra los valores humanos tan necesarios en estos momentos para el país.

No elude la parte de responsabilidad de la Iglesia Católica en la pérdida de valores que ha desatado la violencia en México, afirma: “Por supuesto que la violencia no explota en México como por arte de magia, se va gestando poco a poco y esto supone pérdida de valores en nuestras familias, y de alguna manera contribuye a que durante muchos años se hayan formado en ausencia de valores, que tengan ese desprecio tan notable por la vida”.

Y agrega: “A todos nos corresponde hacer algo, las mismas Iglesias, no solamente la Católica, sino todas las Iglesias tenemos que poner más cuidado y no solamente preocuparnos sino ocuparnos más por sembrar esos valores: el tejido social se va deshaciendo y necesitamos fortalecerlo con valores realmente auténtico, que hagan posible la convivencia humana”.

Asegura el cardenal que la Iglesia Católica tiene también su responsabilidad porque que ha dejado espacios sin evangelizar, hay muchos a los cuales no ha llegado el influjo del evangelio, por lo tanto es nuestra responsabilidad hacer llegar el mensaje, pero en forma vivencial, en forma muy concreta, y creo que la visita del Papa Benedicto XVI será muy saludable para México, nos va hablar con toda claridad de la necesidad que tememos de crecer con esos valores para poder vivir en paz, aun cuando considera que en estos momentos la presencia del Ejército en la lucha contra el crimen organizado es necesaria, pero siempre será insuficiente.

Y añade: “Es tarea del gobierno preparar mejores policías, preparar mejor al Ejército para una lucha eficaz, sin embargo, nos corresponde a las iglesias la predicación de los valores que hacen posible una mejor composición del tejido social y combaten la pérdida de valores; también es una responsabilidad de las familias”.

En relación con los Poderes, refiere el arzobispo que en la Iglesia Católica se ha crecido en la diversidad de tener una buena relación con los tres Poderes, no sólo con el Ejecutivo, representado por el señor Presidente de la República, sino con el Legislativo y el Judicial, además de que reconocen el valor de los distintos niveles de gobierno.

En IMPACTO informamos antes que cualquier otro medio que Joseph Ratzinger visitaría la ciudad más importante de Guanajuato. La agenda está prevista para la primavera del 2012, una fecha muy próxima a la elección presidencial, con todas las interpretaciones políticas que esto implica, sin embargo, Rivera afirma que el Papa viene con una visión muy concreta ante el mundo y ante los creyentes para fortalecerlos en la fe. “Fortalecerlos en los valores fundamentales, esa es la tarea del Papa y creo que a eso vendrá expresamente a México en un momento oportuno, necesario”.

La voz del máximo líder religioso de México es categórica y crítica, sentencia: “No hablo sólo de valores religiosos, por ejemplo, la cartilla de don Alfonso Reyes, un gran liberal, se ha perdido. No se trata de la preeminencia de una u otra religión; se trata de que todos y cada uno pongamos lo que nos corresponde para que México cambie, porque si no este México se vuelve una casa muy difícil de habitar y tienes que salir huyendo a otros países, teniendo a éste tan hermoso”.

“Salir huyendo a otros países”, una frase lapidaria del cardenal, del hombre que viajará a Roma el 12 de diciembre como custodio de la Virgen de Guadalupe, y estará a la diestra de Benedicto XVI en la ceremonia de la liberación de los pueblos de América.

No le falta razón a Norberto Rivera, me concedió la entrevista el 15 de noviembre, una semana antes de trascender que los hijos del gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, fueron sacados del país para su protección; seguramente una medida necesaria, que describe la realidad brutal de la violencia y que da razón a las reflexiones del cardenal Norberto Rivera Carrera.

Blog: http://hugorenepaez.blogspot.com/

Twitter: @hugopaez

Correo: hugopaez@prodigy.net.mx

www.hugopaez.com

No hay comentarios. Los comentarios están cerrados