Tras un 2019 desastroso, la escudería Williams cambia de piel

El bólido totalmente renovado, dejó de lado su decoración azul turquesa y negra por una roja, azul y blanca

Compartir:

La escudería Rokit Williams Racing presentó este lunes su nuevo monoplaza FW43, con el que buscará revertir el mal sabor de boca que dejó en la temporada 2019 con el auto FW42.

Tras firmar uno de sus peores años, en el que la escudería tan sólo logró un punto en el Gran Premio de Alemania, e incluso lleno de retrasos en pretemporada, ahora el Team Williams muestra una mejor organización para no repetir los problemas del pasado.

El bólido totalmente renovado, dejó de lado su decoración azul turquesa y negra por una roja, azul y blanca.

George Russell será piloto por segundo año consecutivo y tendrá como compañero de equipo al debutante Nicholas Latifi. Además, Williams contará con Jack Aitken como piloto reserva del conjunto, mientras que Roy Nissany será el piloto probador.

La directora Claire Williams se mostró satisfecha por el trabajo realizado con este vehículo: “este año marca un nuevo comienzo para el equipo. Hemos dedicado tiempo a abordar nuestras áreas de debilidad y nos hemos asegurado de contar con las personas, estructuras, procedimientos y recursos adecuados para entregar coches competitivos”.

“Todos estamos comprometidos con la reconstrucción de Williams y la devolución del equipo a la competitividad. Como tal, nuestra campaña 2020 se trata de progresar. El espíritu de lucha sigue muy vivo, y este año todos continuarán esa lucha hasta que regresemos a donde queremos estar”, finalizó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...