Mexicanos al grito de F1ESTA

El mes patrio es un buen momento para celebrar y destacar a todas las personalidades de nuestro país que han formado parte de Fórmula 1

Compartir:

Desde su regreso en 2015, el Fórmula 1 Gran Premio de México  ha puesto a nuestro país en la mira del mundo como uno de los Grandes Premios que causa más expectativa dentro del campeonato de la máxima categoría del automovilismo. Sin embargo, la historia entre México y F1 se remonta a más de cinco décadas.

El mes patrio es un buen momento para celebrar y destacar a todas las personalidades de nuestro país que han formado parte de Fórmula 1 a lo largo de la historia.

Desde la década de 1960, México ha estado ligado a la máxima categoría del automovilismo deportivo, no sólo por la presencia de pilotos, sino también por la participación de ingenieros, directivos y patrocinadores.

En 1961, Ricardo Rodríguez de la Vega abrió las puertas de esta historia, cuando fue invitado por la Scuderia Ferrari para participar en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1, donde sorprendió al mundo al calificar segundo y convertirse, en ese entonces, en el piloto más joven en correr una prueba, con 19 años de edad y 208 días.

Como piloto de la escudería del cavallino rampante, Ricardo participó en cinco Grandes Premios, sumó cuatro puntos y en Bélgica obtuvo el mejor resultado de su corta trayectoria, con un cuarto lugar. Desafortunadamente, el 1º de noviembre de 1962 falleció a causa de un accidente en las prácticas de la primera carrera de Fórmula 1 en México, prueba que no era puntuable para el Campeonato Mundial.

Tras la pérdida de su hermano, Pedro Rodríguez de la Vega tomó la estafeta mexicana en F1®. Participó en 54 carreras, corrió con BRM, Cooper, Ferrari y Lotus, cosechó 71 unidades y obtuvo el triunfo en dos ocasiones: en Sudáfrica, el 2 de enero de 1967, y en Bélgica, el 7 de junio de 1970.

También en la década de los 60, Moisés Solana portó la bandera tricolor como piloto en el Gran Circo – aunque su presencia se limitó a carreras en México y Estados Unidos. De sus ocho Grandes Premios sólo completó dos, obteniendo en 1964, en el Autódromo de la Magdalena Mixhuca, su mejor resultado con un décimo lugar.

Una década después, en 1977, tocó el turno para Héctor Alonso Rebaque, quien en cinco temporadas detrás del volante tomó la salida en 41 carreras, sumó 13 puntos y alcanzó sus mejores resultados en 1981 con Brabham, donde tuvo como coequipero al brasileño Nelson Piquet – quien aquel año obtuvo su primer campeonato mundial.

Héctor Rebaque también fundó la que hasta ahora ha sido la única escudería mexicana en F1®: Team Rebaque, misma que sólo contó con una participación en Formula 1® – durante el Gran Premio de Canadá de 1979.

La sequía de pilotos mexicanos en las parrillas se alargó durante casi tres décadas, hasta el debut de Sergio “Checo” Pérez en la temporada 2011. Desde entonces, el tapatío ha tomado la salida en 127 Grandes Premios, sumando 425 puntos en su cuenta personal.

Checo Pérez, piloto de Sauber, McLaren y actualmente en Force India, tiene siete podios en su historial, dos de ellos en el segundo lugar, en Malasia e Italia, en la campaña de 2012.

Después llegó el turno de Esteban Gutiérrez, quien se convirtió en el sexto piloto mexicano presente en las parrillas de Fórmula 1. Debutó en 2013, en Sauber, con el que compitió durante dos campeonatos. En 2015 se unió a Ferrari como piloto reserva y de pruebas. Finalmente, en 2016 corrió su tercera campaña en la categoría con el equipo Haas. Este año, el piloto se ha integrado a otras series del deporte motor.

Por último, el piloto más reciente en escribir su nombre dentro de Fórmula 1 es Alfonso Celis Jr., quien desde 2016 es piloto de pruebas de Force India, equipo que le ha permitido tomar parte en las prácticas libres de ocho Grandes Premios.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...