Ricciardo el ‘gigante asiático’

Táctica y entrada a pits le favorecen a piloto australiano de la escudería Red Bull para llevarse Gran Premio de China

Compartir:

SHANGHAI.- Daniel Ricciardo, piloto australiano de la escudería Red Bull, pilló a los favoritos y se coronó en el Gran Premio de China, en una carrera en la que la táctica y entrada a pits le funcionaron de gran manera.

El triunfo en suelo asiático apuntaba para Ferrari, con Sebastian Vettel o el finlandés Kimi Raikkonen, o, bien, para cualquiera de los Mercedes, del también finlandés Valtteri Bottas o del campeón actual de la Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton.

Vettel se veía firme en busca de su tercera victoria seguida en la campaña, y para romper el dominio de las flechas plateadas en China, pero la estrategia y el cambio de neumáticos fueron la diferencia para que Red Bull diera una muestra de poderío.

Los dos monoplazas del equipo astado entraron a los pits y lo hicieron con buen tiempo, en una gran labor de los mecánicos para seguir en los primeros sitios de la carrera.

Mientras, también en boxes, Vettel fue rebasado, en la salida, por Bottas, y el líder de la carrera cambió cerca del giro 21 de los 56 pactados.

Los tres primeros puestos eran ocupados por Raikkonen, Bottas y Vettel, los dos Ferrari sobre un Mercedes, en tanto Lewis Hamilton iba sexto.

El ritmo no lo aguantaron los autos del Cavallino Rampante y Bottas tomó la delantera, en tanto que Raikkonen dejó pasar a Vettel para acumular más puntos en la clasificación.

Sin embargo, en el giro 31 chocaron los dos autos de Toro Rosso, conducidos por el francés Pierre Gasly y el neozelandés Brendon Hartley, lo que obligó a la entrada del Safety Car, de tal modo que se perdieron las diferencias y varios aprovecharon para entrar a pits.

En el relanzamiento de la carrera, en la vuelta 35, Bottas era puntero, por delante de Vettel, Hamilton, Max Verstappen, Raikkonen y Ricciardo, eso sí, los Red Bull con llantas cambiadas.

Así las cosas, tanto Verstappen como Ricciardo firmaron rebases de gente grande, el primero sobre Hamilton y el segundo sobre Vettel, es decir, que los neumáticos blandos daban dividendos.

No obstante, todo se desmoronó para Vettel cuando fue chocado por Verstappen, quien fue sancionado 10 segundos y el germano bajó hasta el séptimo lugar, para despedirse del podio.

Posteriormente, Ricciardo dejó plantado a Raikkonen y, con Bottas por delante, la tarea iba a ser más sencilla de lo esperado, cumpliendo con otro gran rebase para colocarse en la punta del Gran Premio de China a partir de la vuelta 50, posición que ya no soltó.

Al final, Ricciardo ganó con tiempo de 1:35:36.380 horas, mientras que el podio lo completaron los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes), a 8.894 segundos, y Kimi Raikkonen (Ferrari), a 9.637 segundos.

Los favoritos, Hamilton y Vettel, acabaron en el cuarto y octavo peldaño de forma respectiva.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...