Última actualización: hace 2 horas

¿Que autos en México ofrecen el mejor rendimiento de gasolina al año?

Un Atos by Dodge (Hyundai que vende Chrysler) requiere 815 litros al año mientras el Bentley Continental necesita 3,947 litros anuales para moverse

por el

imagen1

Al ocurrir el primer incremento del año en el precio de las gasolinas, impactan más a los propietarios de automóviles ineficientes pues, para recorrer la misma distancia, los vehículos de bajo rendimiento (autos de lujo y camionetas) requieren hasta cuatro veces más gasolina que los automóviles eficientes. Por ello, se les solicitó a las empresas automotrices elaborar una norma de eficiencia automotriz que garantice un mayor rendimiento vehicular y establezca como obligatorio el etiquetado de eficiencia en los autos nuevos, para que los compradores sepan qué clase de vehículo adquieren.

Para ejemplificar lo anterior, realizamos este comparativo: La suma de incrementos a las gasolinas durante 2011 representa un aumento en el gasto anual en combustible que va de $326 a $450 pesos para los propietarios de los automóviles más eficientes, y de $1,200 a $1,900 pesos para los dueños de camionetas y autos de lujo. Esto se suma a la gran brecha que separa a los automóviles eficientes de los vehículos de bajo rendimiento.

Existe una diferencia sustancial, asociada a la eficiencia del vehículo, que no es evidente para el consumidor. Su decisión de compra puede representar un gasto adicional de más de $25 mil pesos en un año, sólo por consumo de combustible. Esta diferencia se amplía con los incrementos en el precio de las gasolinas, lo cual puede elevar en exceso los gastos de quienes adquieren a crédito vehículos de bajo rendimiento, por carecer de información y engañados por la publicidad.

Ante el escenario de incrementos mensuales al precio de las gasolinas, los datos de rendimiento vehicular adquieren relevancia para las finanzas personales o familiares. Asi que esta información en cada automóvil debe ser un compromiso de las armadoras automotrices.

Al analizar el rendimiento del mercado mexicano, nos encontramos que, los modelos compactos como Chrysler Atos que sólo requiere un promedio de 815 litros de gasolina por año, Fiat Panda (847 litros), Toyota Yaris (872), Suzuki Swift (920), Smart Fortwo (937), Fiat 500 (961), GM Chevy (1,127), GM Aveo (1,127) o el Nissan Tsuru (1,136 litros). En este grupo destaca el Honda Civic híbrido, que sólo necesita 688 litros en todo un año. Aún con los nuevos incrementos a las gasolinas, el gasto anual de combustible de estos modelos oscila entre $6,700 y $9,300 pesos.

El consumo de gasolina es mucho mayor con camionetas como Land Rover Range Rover (3,157.8 litros al año), Chrysler RAM (3,061 litros), VW Touareg (2,941), Jeep Commander (2,912), Nissan Titan (2,727), Ford Lobo (2,631). A este grupo se suman autos de lujo como el Lamborghini 147 Murciélago (4,838 litros al año), Bentley Continental (3,947 litros), los modelos 62 y 575 de Maybach (3,676), Rolls Royce Phantom (3,488) y diversos modelos de Mercedes (3,333 a 3,409 litros) Sólo por consumo de gasolina, los gastos anuales con este grupo de vehículos van de $23 mil pesos a $47 mil pesos.

Ya que los incrementos al precio de los combustibles afectan menos a los propietarios de vehículos eficientes, se sugiere a los automovilistas elegir automotores que se encuentren en un rango de rendimiento superior a 12 kilómetros por litro de gasolina, lo que implica consumir un máximo de 1,250 litros en un año.

Para garantizar al comprador esta información en cada punto de venta, se requiere que cada vehículo nuevo cuente con una etiqueta que indique su rendimiento y sus emisiones contaminantes. Esto debe ser parte de una norma oficial que obligue a las empresas a ofrecer automóviles más eficientes en el mercado mexicano, como ya sucede en los mercados de Europa, Japón y este año comenzará a aplicarse en el de Estados Unidos.

No hay comentarios. Los comentarios están cerrados