¡Ya (casi) tenemos T-MEC!

Largo y difícil camino para su ratificación; tiempos políticos han hecho de las suyas para ralentizarla

Compartir:

Vaya que el T-MEC (o USMCA, por sus siglas en inglés), ha tenido un largo y difícil camino para lograr ser ratificado por nuestras contrapartes norteamericanas y canadienses y no es para menos, pues los tiempos políticos, han hecho de las suyas para ralentizar la tan anhelada ratificación. Aquí en nuestro país como ya sabemos, se aprobó en un solo día y nuestros senadores no analizaron las letras chiquitas que contiene, pero eso ya es otro tema.

En este espacio, hemos analizado el escabroso camino que ha tenido el T-MEC desde agosto del 2017, desde las primeras rondas de negociación hasta la ratificación de tan importante acuerdo que, sin duda, será benéfico para la economía mexicana, aunque mucho se ha comentado que también cedimos terreno a favor de los intereses norteamericanos.

Un comunicado conjunto con fecha del 16 de enero del presente, entre la Secretaría de Economía y la Cancillería, nos dice: “Tras varios meses de negociaciones, y con una votación de 89 a favor y 10 en contra, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) superó su última fase de ratificación en el Senado de EE.UU”, y vaya que son buenas noticias. El subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, ya puede respirar tranquilo; recordemos que ya lanzaba el humo blanco (habemus tratadum) desde diciembre, cuando a todas luces, los tiempos políticos le dijeron que no iba ser para esas fechas pero que en un giro inesperado en el Senado norteamericano acaban de llevar a cabo su aprobación y harán en aquel país los ajustes necesarios a sus leyes acordes para el nuevo tratado.

Por su parte, en su cuenta de Twitter @m_ebrard, el Canciller Marcelo Ebrard felicitó al subsecretario Seade, por sus importantes gestiones diplomáticas para lograr la aprobación en el Senado norteamericano. “Se aprueba el T-MEC en el Senado de los EU. Felicito a Jesús Seade por su excelente labor y agradezco el invaluable apoyo del Senado de la República. La estrategia del Presidente Andrés Manuel López Obrador rindió buenos frutos para México”.

Lo que también el comunicado informa –y que es una especie de letra chiquita- es  “con esta votación, sólo quedará pendiente la aprobación por parte de Canadá para que el acuerdo pueda entrar en vigor. México confía en la pronta ratificación del tratado en dicho país”. Eso quiere decir que “ya casi” tenemos el tratado en vigor, sólo falta que los canadienses cedan  terreno, una vez quede totalmente ratificado en EUA con la firma del presidente Donald Trump. Se prevé que aquel país, a través de su Parlamento, lo apruebe durante los meses de marzo-abril.

La subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, dijo que a más tardar el 30 de abril, nuestro país tendrá las modificaciones a leyes y códigos penales que son parte de los compromisos que adquirió con la firma del T-MEC y que deberán estar listos para los meses de julio o agosto para la entrada en vigor del acuerdo.

Para el tema laboral, y por el cual sufrió un retraso mayor, por las imposiciones norteamericanas,  la subsecretaria De la Mora, agregó que se prevé en el Tratado y en el Protocolo de Enmienda, la implementación de la legislación laboral en mayo y asegurar contar con mecanismos administrativos adecuados.

En EUA, mientras en el lado Republicano celebran y festejan la aprobación del T-MEC, se cocina un movimiento ajedrecista por parte de la Cámara de Representantes, a manos de la presidenta demócrata, Nancy Pelosi, después de que entregó sus artículos de juicio político para el Impeachment de Trump.

Recordemos que el presidente Trump, aún debe firmar el T-MEC revisado, algo que sugirió que probablemente haría la próxima semana.

Como dicen, en política nada es coincidencia, y sólo podemos especular si con el proceso de Impeachment, la Cámara de Representantes busca por un lado dañar la imagen política del presidente norteamericano y por otro nuevamente enviar por un rato al cajón el T-MEC al evitar la firma del presidente, de esto pronto sabremos qué sucederá.

Algo que sí debemos agregar –y bien valdría un nuevo Protocolo de Adhesión-; es lo dicho en su cuenta de Twitter por el Senador norteamericano por el Estado de Nueva York, Chuck Schumer “Estoy votando en contra de USMCA. Debido a que no aborda el cambio climático, la mayor amenaza que enfrenta nuestro planeta”.

El T-MEC, será un tratado trilateral que generará más de 2.2 billones de dólares de PIB y estimulará la creación de empleo y al presidente López Obrador le dará el oxígeno necesario para crear certidumbre a los inversionistas que justamente en estas fechas le reclaman.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...