Vodevil

Titular del Ejecutivo federal ya tiene rival en el ring y no dejará de pegarle todos los días

Compartir:

5La política mexicana actual es un vodevil, y el director, protagonista y autor de la obra basada en la intriga y el equívoco no es otro más que Andrés Manuel López Obrador.

El presidente reconoció que exhibir en Palacio Nacional las supuestas intenciones electorales de aquellos que llama su oposición es algo que le divierte.

Arrancó su campaña electoral para el proceso del 6 de junio de 2021, aunque viole preceptos constitucionales, el 7 de junio de 2020 con una gira por el sureste, y como él mismo lo ha dicho, para tener un rival se necesitan dos, por lo tanto, y para no pelear con varios, construyó y publicitó a su oponente.

Así como está la oposición partidista mexicana no hay quien le haga frente, y él o su equipo forjaron el Bloque Opositor Amplio (BOA), que sabemos quiso presentar en las páginas de El Universal como un reportaje de la empresa y, al negarse, mejor lo hizo, personalmente, en su mañanera del martes pasado, por supuesto, sin que aparecieran las siglas del nombre del autor, y como un anónimo lo lanzó, todo porque tenía prisa para enfrentar cotidianamente a sus presuntos rivales.

López Obrador vive desde ahora la contienda electoral de 2021, en la cual no irá en las boletas del domingo 6, y necesitaba a quién enfrentar a su propuesta transformadora, compartan ellos o no posiciones ideológicas, o proyecto de país.

A pesar de que todos los señalados desmintieron ser parte de La BOA, como se conoce ahora popularmente, él los metió en el mismo cajón y calificó los planes de sus adversarios como legítimos, pero, eso sí, los llamó a mostrar públicamente sus intenciones y no actuar de manera encubierta, aunque muchos de ellos expresan su posición todos los días.

“Yo creo que la oposición sí se propone eso, pero es legítimo; lo único es que se conducen de manera encubierta y yo hasta me divierto dando a conocer esto porque se tapan tanto, se ensarapan tanto, que piensan que nadie lo va a saber”, dijo, el miércoles, con una amplia sonrisa en su rostro.

López Obrador presentó un documento que, dijo, le fue entregado de manera anónima y cuya veracidad no fue verificada.

El miércoles, El Universal informó que un militante de Morena, cercano al presidente, les entregó el mismo documento y les sugirió que lo publicaran como un reportaje propio; ahí, la editora es mencionada como parte de la oposición, y al no contar con una fuente identificada le sugirieron al emisario que se lo entregara personalmente, en un desayuno, a López Obrador, quien, sospechosamente, lo dio a conocer.

Al inventar a su rival electoral forjó un plan para que quienes combaten a Morena integren un Bloque Opositor Amplio (BOA) para derrotarlo en las elecciones federales de 2021 y revocar su mandato en 2022.

Fajador, se amarró el dedo y puso en duda la posibilidad de que se concrete La BOA, ya que cada partido tiene programas distintos y la posibilidad de acordar candidaturas únicas resultaría compleja. Puso en duda la posibilidad de que el PRI se sume a ese frente opositor.

En tono de burla y, obviamente, atacándolos reflexionó:

“Pero todo eso está por verse, primero, porque se supone que cada partido tiene su programa de acción, su declaración de principios; no son franquicias, ¿no? Entonces, para qué tantos partidos; deberían haber dos: El conservador y el liberal”; por supuesto, él estaría más cómodo en un duelo.

Con su tono burlón siguió pateando a su rival “imaginario”:

“Eso es una cuestión que no es fácil; a ver, cómo el PRI se va a unir al PAN, o el PAN se va a unir al PRI, pero lo otro, como se dice coloquialmente, lo mero principal, es la gente, es el pueblo; ahí es donde está el asunto porque se pueden unir todos, pero van a votar los ciudadanos; son los ciudadanos los que van a decidir”, y él, que es infalible, ganará sin problemas porque lo quiere el pueblo.

López Obrador no se aguantó la risa y atribuyó la filtración a personas que trabajan con sus opositores, pero que confían en la 4T.

No son infiltrados. “… hay gente que por la necesidad tiene que trabajar con estos grupos porque tiene que tener ingresos; pueden vender su trabajo, pero no su conciencia; por eso nos hacen llegar todo esto”, aunque, en realidad, se haya elaborado en una oficina gubernamental.

El memorándum explica claramente lo que pretende. Una prueba de que su autor es cercano a López Obrador se encuentra en el conocimiento de su proyecto. Cita algunos puntos débiles, sus fortalezas y la oportunidad del “Plan de Acción”.

1.- Acordar con las dirigencias nacionales del PAN, PRI, MC, PRD y organizaciones afines la postulación de candidatos únicos en los distritos electorales de mayor rentabilidad. Mediante encuestas determinar las fortalezas y posibilidades de triunfo de cada partido, y promover candidaturas únicas del BOA, ya sea de jure o de facto.

2.- En los estados gobernados por el PAN, PRI, PRD y MC acordar una alianza para apoyar el BOA tanto en los distritos electorales federales como en los locales de acuerdo a las posibilidades reales y peso específico de cada partido.

3.- Encargar a las cámaras empresariales locales que apadrinen a los candidatos BOA con recursos, personal, propaganda, manejo de redes, movilización, organización y capacitación electoral.

4.- Cuidar el perfil de los candidatos BOA. Seleccionar jóvenes y mujeres de la sociedad civil con buena fama pública, preparados en temas de políticas públicas, identificados con los valores empresariales de libre mercado, distintos a los políticos profesionales o clientelares de Morena. Apoyarse en egresados del ITESM, ITAM, UP y la Universidad Iberoamericana.

5.- Centrar el discurso del bloque opositor en dos ejes: Desempleo e inseguridad. Responsabilizar a la Presidencia de AMLO y a la 4T del ahondamiento de estos dos males del país.

6.- Contratación de grupos de redes sociales, influencers y analistas para insistir sobre la destrucción de la economía, de las instituciones democráticas y el autoritarismo político del gobierno de la 4T.

7.- Desde ahora, campañas BOA en medios de comunicación y redes sociales cuestionando los resultados del gobierno (desempleo, pobreza, inseguridad y corrupción).

8.- Cabildeo de BOA en Washington (Casa Blanca y Capitolio) para destacar el daño que está haciendo a las inversiones norteamericanas el gobierno de la 4T. Más que compararlos con Venezuela, BOA debe subrayar la altísima migración masiva de mexicanos hacia Estados Unidos si se profundiza la crisis de desempleo e inseguridad.

9.- Replicar esta narrativa en la prensa norteamericana y europea.

10.- Campaña de negativos contra Morena. Destacar su rijosidad crónica, su divisionismo interno y su incapacidad para gobernar (Baja California, Ciudad de México, Chiapas, Morelos, Puebla, Tabasco y Veracruz, así como ciudades importantes). Es tan negativo Morena que hasta AMLO se ha deslindado y distanciado de su propia criatura.

11.- Promover conferencias presenciales y virtuales de los principales analistas, columnistas y periódicos críticos de la 4T, especialmente de Nexos, Proceso, Reforma, El Universal, Milenio, El Financiero, El Economista.

12.- Una vez que inicie el proceso electoral, el discurso del bloque opositor debe martillar dos tesis: 1) Morena es perfectamente derrotable en las urnas el 6 de junio de 2021; 2) ganando la mayoría de la Cámara de Diputados, BOA cerrara la llave del presupuesto a la 4T, bloqueará las reformas legislativas lesivas, habrá un contrapeso real al presidencialismo de AMLO y crecerán potencialmente las posibilidades reales para revocar el mandato presidencial en marzo de 2022.

En el punto denominado “Promotores y actores del bloque opositor”, el memorándum hizo mención a personalidades, ex presidentes de la República, empresarios, periodistas y asociaciones:

En empresarios y asociaciones civiles le endilga su simpatía a la BOA al Consejo Coordinador Empresarial, Coparmex, Grupo Monterrey, Femsa, Frenna y Consejo Nacional Ciudadano.

Son citados gobernadores “anti 4T” en 14 estados: Aguascalientes, Baja California, Colima, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas, Michoacán y Yucatán.

“Bloque de legisladores de oposición, diputados y senadores; grupo de consejeros del INE y magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; dirigencias nacionales del PRI, PAN, MC y PRD, y México Libre”, indica el documento, donde también vinculó a los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón.

Por los medios de comunicación y periodistas apuntó a Reforma, El Universal, El Financiero, Proceso, Nexos, Carlos Loret, Brozo, Ciro Gómez Leyva, Pablo Hiriart, León Krauze, Denise Dresser, Héctor Aguilar Camín, Enrique Krauze, Jorge Castañeda, Amparo Casar y Leo Zuckerman.

Por encuestadoras señala a Consulta Mitofsky, Masive Caller, Buendía y Laredo, y Parametría.

En redes sociales anotó a las cuentas asociadas a México Libre, al ex presidente Felipe Calderón, la R, PAN, Frenna, Denise Dresser, Loret, Fernando Belaunzarán y los hashtags “#ElCacas” y “#AmloMxTeReclama”.

Insistió, con sonrisa nerviosa, sobre cómo le llegó el plan de la BOA: “No sé. Me llamó la atención porque llegaron dos documentos aquí a Palacio, seguramente, pues, un simpatizante, ¿no?, que debe de estar hasta trabajando con… es que ahora las cosas se saben hasta antes que sucedan”; cómo no se van a saber si salen de la mente y la pluma de un lopezobradorista.

En su vodevil, el presidente mexicano ya tiene rival en el ring y no dejará de pegarle todos los días, hasta el domingo 6 de junio.

Si México se polariza y enfrenta una crisis de gobernabilidad es lo de menos; lo importante para López Obrador es ganar las elecciones intermedias de 2021, lo único que le garantiza que su transformación sea transexenal, y para ello tiene ahora un rival en su imaginario, que “es la BOA, es la BOA”.

 

[email protected]

Twitter @fercrisanto

Facebook: Fernando Alberto Crisanto

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...