Tiempo de hablar: Las voces del silencio politécnico

El tiempo es la madre de la verdad, y al tiempo comienzan a conocerse muchas cosas

Compartir:

En verdad los tiempos consumen a los individuos, por ello se debería decir: “El respeto al tiempo ajeno, es la vejez de cada uno” y es que los dirigentes políticos deben gozar de paciencia, de serenidad, de tener la prudencia de escuchar y mayormente la prudencia del hablar, es muy impactante para cualquiera que vea todos los días las mañaneras observar la gran cantidad de preguntas, algunos dicen que las incitan desde algún lugar que nadie sabe pero, como Dios, parece que existe, a pesar de que no lo ven, y para todo hay respuesta, como si un todólogo le apuntara las respuestas y es verdad que se requiere mucha fortaleza para estar más de dos horas parado, escuchado preguntas y dando las respuestas, por ello, cuando algunas gentes me aseguran que está mal de salud y que su corazón falla, pues solamente creo que son los “borregazos”, igual que cuando se hablaban de la longaniza de varios miles de pesos el kilogramo, solamente se busca joder y cuando a un político lo pretenden joder, pues lo único que hacen es picarle la cresta y sacan la casta, por esa razón se encuentra en ese lugar y puesto.
Algunos otros me indican que la realidad es que no se sabe a dónde va y eso no es cierto ni creíble, él tiene años pensando los pasos que daría al llegar al poder, una gente brillante me decía que eso no tenía chiste porque tardó más de quince años en llegar y, le repicaba que, Cárdenas, tuvo tres oportunidades y no llegó y al parecer, efectivamente, este solamente flotaba con rumbo al poder y no remaba, AMLO, ha luchado seriamente todos los días, recorriendo lugares que pocos lo han logrado, buscando a los jodidos, hablando con ellos, sentado en sus casas y bardas y comiendo sus tortillas frías, llegando de solitario, como cualquiera, con humildad y no con todos los aparatos de protección y de manejo de imagen y publicidad que los demás cargaron sin ver que los tiempos y las circunstancias cambiaban de tal manera que todo sería distinto, no entendieron o entendimos que la información fluía de poco a poco a todos los sitios, que la comunicación que era usada para la manipulación y el aparente manejo de partidos ya no tenía fuerza, tenía más fuerza un Tehuacán destapado de tres días que ellos, la información permeaba y se centraba en la ineficiencia de los políticos, en sus corruptelas, en el saqueo al país y así continuaron vendiendo todo hasta su alma y su conciencia pensando que todo lo mantenían bajo control y ahí vemos, con toda claridad, los escándalos en Pemex y de cómo se busca culpar o tener a un chivo expiatorio y esto puede estallar, ahora, viene el jueguito con Rosario Robles y la famosa Estafa Maestra que, acumula, según los decires, los cinco mil millones de pesos y me pregunto: ¿Cómo es posible todo esto y no se realizan las investigaciones de los saqueos y fraudes y corruptelas de Oaxaca en los tiempos de Gabino Cué y de su socio Jorge, El Coco, Castillo?, pues la explicación es que la cercanía es de ellos y por ahí se filtraron, efectivamente, muchos recursos, como alardeaba El Coco Castillo, con millones de pesos para apoyar al movimiento o mejor dicho a AMLO, y la neta que no lo creíamos, pensábamos que se utilizaba el nombre del mero mero para ocultar a los verdaderos beneficiarios, operadores de medio pelo que ahora son importantes funcionarios o políticos de poder, y esto lo deben investigar los propios miembros de Morena, los de siempre, los que se la han jugado con AMLO y han sufrido las batallas y las penas, y lo deben hacer porque al igual que ahora sucede con Rosario, las venganzas políticas, al tiempo, pueden sacar las cacas, porque la caca oculta bajo tierra apesta, en agua flota y en dinero quema, y un buen día, con eso de las vueltas de la vida donde a veces las reses se convierten en carniceros, pues salen las verdades y empiezan los problemas. El poder no es para siempre y a lo mejor, por ello, reconociendo el tiempo que ha pasado, AMLO, reconoce que chochea, pero que ahora lucha por los jóvenes que vienen atrás y a lo mejor por ello olvida un poco a los de su lado o los que van por delante, si no se vive el presente se pierde el piso, el presente es el único que vale, el único que le brindó el poder, el que le dio los tiempos y las circunstancias y eso, no lo debe olvidar y, ¿ por qué razón cuento todo esto?, pues son parte de las muchas cosas que preguntaron cuando en el CLUB PRIMERA PLANA que dirige José Luis Uribe y por la necedad de mi amigo y ex presidente del mismo, Raúl Gómez, comencé a dictar y logramos, entre José García y su servidor, el libro: VOCES DEL SILENCIO POLITÉCNICO que presentamos el día siete de agosto, en este recinto con muchos colegas y varios dirigentes de aquellos años, a los que no se les olvidan los hechos, dejaron la vida y olvidaron los resentimientos y aclararon los tiempos y cada evento y acto, y por esa razón, ahora, con mucha mayor información, nos dedicaremos a otro libro, donde daremos cuenta de nombres y de tiempos y de chingaderas o de las traiciones que en verdad ocultaron lanzando mierda y, como decía mi madre doña Clementina: “El tiempo es la madre de la verdad” y al tiempo comienzan a conocerse muchas cosas, si no la verdad completa, como diría un buen amigo, cuando menos, mi verdad de aquellos acontecimientos y de cómo se fueron tejiendo muchas historias de “grandes hombres” que sólo eran enanos o de cómo siguen mamando algunos de los que siempre han mamado porque sirvieron a muchos funcionarios en aquellos años y en sus gestiones y negociaciones, pues nos dieron en la madre, y ellos lograron ser, hasta subsecretarios… en fin, hay gobernadores y otros pillos peores, y ya hablaremos de ese nuevo libro en poco tiempo, mientras, pues paciencia que es lo necesario.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...