Tenancingo, Tlaxcala, tierra de padrotes

Municipio dista de regirse por sus usos y costumbres

Compartir:

HISTORIAS DE HORROR E HISTORIAS DE AMOR son las que se van tejiendo en Tenancingo, Tlaxcala, algunos lo pueden ver como otro de los muchos pueblos de la provincia nacional, otros lo definen como “LA CAPITAL DE LA ESCLAVITUD SEXUAL” y este municipio uno de los 60 que componen a Tlaxcala se rige, no por usos y costumbres, sino por los padrotes y las madrotas, dicen existen  más de cinco mil padrotes, y curioso, tal vez le serviría a AMLO conocer el dato, pero las madres de esos padrotes que mantienen la red de prostitución nacional e internacional y la explotación y tráfico de humanos son apoyados por sus madres, que son las que arreglan las bodas y convencen a las muchachas que ingresan a la familia del padrote a mantenerse con él y ejerciendo la prostitución, porque es la mejor forma de sostener su nivel y su clase, le dicen, mientras las usan en explotación sexual por años y con un sistema que semeja al esclavismo puro. No solamente son muchachas de pueblo, bonitas como toda jovencita, con sueños y ganas de prosperar las que con su labia y sus técnicas y encantos y promesas de nueva vida y mejor calidad las llevan a las zonas de la prostitución, normalmente, los padrotes llegan a los pueblos jodidos del país y se presentan como comerciantes, con buenas trocas, carros, dinero, son seductores porque han recibido una seria formación por padres y madres, de las que dice, AMLO, corregirán a sus hijos a que no lleguen a la violencia cuando, seguramente, una de las brutales formas de explotación y violencia la ejercen dentro de la prostitución, pero a lo mejor, AMLO, hombre serio y de valores jamás ha pasado por este pueblo ni por muchos de Tlaxcala, incluyendo la capital, donde en zonas, se nota y se sabe que ahí operan las casas de los padrotes, se ven tapiadas con tablas en las ventanas y puertas, existen halcones que avisan de la presencia de extraños o de operativos de la policía o de cuando van los jefes a cobrar las cuotas que se juntan por familias y por calles de los padrotes más conocidos.

Y POR AHÍ DESFILAN NIÑOS Y NIÑAS, jovencitas, mujeres formadas en el tráfico que cuidan a las mujeres y a los clientes, existen los chavos de protección, los que dan la forma para que paguen y no maltraten a la “merca”, los que trasladan a los Estados Unidos a cientos de esas mujeres, niños y niñas  para aumentar la explotación sexual, llevándoles a los centros de trabajo o de agricultura, y les obligan a las mejores, a atender a varios hombres al día, no importando que estén o no enfermas o hayan siquiera comido y descansado, el negocio implica el tiempo, porque el “time is money” y no se dejan perder los verdes por los caprichitos de las mujeres del padrote, para eso están los castigos, las amenazas, la violencia, el maltrato directo  o a sus familias, allá en sus pueblos lejanos, donde no saben qué ha sido de sus hijos e hijas, en el negocio andan los policías, los políticos, los curas, los funcionarios, los que dan documentación para mover a las chicas o chicos y no sean detectados por sus familias, y todo el dinero se canaliza a los grupos de familias que se dedican a la padroteada, tienen recursos para defenderse, para contratar sicarios y golpeadores, para corrupción y para mostrarse con los buenos vehículos y casas donde hacen el primer trabajo de convencimiento, cuando ya tienen amarradas a las chicas y las han violado o casado, y por ello, no pueden retornar a sus casas y lugares, porque ya están proscritas y maldecidas por la comunidad y sus gentes, y en este sentido, la prostitución, va en aumento, es el gran negocio de tal suerte que no solamente se ve en las calles de la Merced o de la Central de Abastos, se nota en lugares turísticos de alto nivel como el que se denunciaba e intensamente se veía y sufría en Cancún y la Rivera Maya, donde ricos violaban a niños y niñas y se generaba el famoso turismo sexual, así, hay muchas zonas, solamente vaya a San Miguel de Allende y andan en las calles buscando clientes entre gringos y gringas degeneradas o extranjeros que son afectos a este tipo de consumo humano, y los policías y autoridades, pues en la baba o haciéndole al pendejo y estirando la mano para recibir los pesos y dólares de la corrupción…

Y bueno, hay muchas historias sobre este tema, se habla incluso de que grupos de políticos y empresarios son afectos a este tipo de contactos, los aman y pagan bien por ellos, encuentros de jovencitos o de jovencitas que no saben ni del tema, son seducidos y les prometen o les brindan cosas que jamás han visto y caen en el tema y callan, así, solamente, en escándalos, salen a relucir esos grupos y se generan grandes conflictos, pero no pasa nada, la impunidad y el poder se imponen y solamente se busca y castiga a los que el poder real quiere eliminar de un dos por tres.

Nos sorprenderíamos si se pudiera cuantificar lo que sucede en los Estados Unidos, y uno se pregunta, cómo pasan por la frontera, sin problemas, cientos de mujeres, niñas y niños para el tráfico sexual y la prostitución, pues fácil, porque allá también hay alta corrupción y necesitan el producto, y se hacen como el Tío Lolo, es como pasa la droga cuando escasea en el mercado y la dejan pasar ellos mismos por los puentes, sin preguntar, esa es la violencia y el horror y terror de la explotación sexual, porque después, pues esas gentes en el negocio, son motivadas para el consumo de drogas, para olvidar y no ver y protesten por su realidad y explotación…y eso que ya no vivimos en el neoliberalismo, pero nos seguimos haciéndonos pendejos… y en Tenancingo, siguen los padrotes en la impunidad…

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...