Separatismo no; equidad fiscal sí

Un coctel de especulación y manipulación informativa pone a Javier Corral como el impulsor de la adhesión a EU del norte de México y de una ‘segunda revolución villista’ cuando lo que sugiere es ‘descoordinarse de la Federación’ ante la estrategia recaudatoria del 2020

Compartir:
Javier Corral, Gobernador de Chihuahua, provocó una carambola informativa

Se suceden barbaridades, con escalofriante alarma, en las benditas redes sociales en tiempos de la Cuarta Transformación, como el impensado deseo de una joven de que en la noche del Grito fuese arrojada una bomba sobre el Zócalo de la Ciudad de México o la manipulación descarada de dos hechos ocurridos en tiempos y circunstancias distintas, pero que, utilizando la voz e imagen de un  respetado periodista de izquierda, ha convertido al gobernador chihuahuense, Javier Corral, en inspirador de la fragmentación del territorio nacional a favor de Estados Unidos.

Según reza la frase cuasi oficial, hay honor en estos tiempos, pero también mucho de horror, como la entrega de la educación a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o la decisión de liberar a quienes sirvieron y se sirvieron del narcotráfico por necesidad o amenazas mientras se convierte en delincuente a todo aquel que, aun no siendo negociante de facturas falsas, incurra en falta fiscal y, en consecuencia, pierda libertad y patrimonio sin ser declarado culpable por un juez.

Pero nada es equiparable a la especulación del canal “Zorro” de YouTube, que cuenta con 241 mil suscriptores, sobre el supuesto interés del gobierno norteamericano de apoderarse del norte de México, en concreto de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, es decir la región que los petroleros conocen como la “Cuenca de Burgos”.

Falta mucho para el Día de los Inocentes, pero, aunque suene a broma, ya se habla en serio de separatismo, es decir, de que los Estados Unidos Mexicanos dejen de serlo para balcanizarse a favor de Estados Unidos o dividir el territorio hasta en tres repúblicas diferentes.

“Zorro” se apoya, de inicio, en el analista Alfredo Jalife, reconocido por su antisemitismo, para hablar de la intención norteamericana de separar las entidades norteñas del resto del país, pero también a Chiapas, Chihuahua y Baja California y Baja California Sur, y así apropiarse de nuestros recursos energéticos y del uranio.

Alfredo Jalife, analista, y sus deducciones sobre la supuesta intención balcanizadora de Estados Unidos

Con el promotor de la “balcanización” de México, el “sionista” George Soros, colaborarían Jorge Castañeda y Enrique Krauze, nada más y nada menos.

En letra de Jalife, el tema no tendría mayor trascendencia de no haber sido porque “Zorro” une su especulación sobre la pretensión norteamericana con un comentario de Julio “Astillero” Hernández, el prestigioso periodista de izquierda que en ocasiones no duda en  discrepar con Andrés Manuel López Obrador y personeros de la Cuarta Transformación, en torno a la invitación del gobernador chihuahuense, Javier Corral, a sus colegas a “Descoordinarse de la Federación” con el pretexto del tema fiscal de 2020.

Julio ‘Astillero’ Hernández. Un comentario enredado sobre la ‘rebelión’ de Corral

Corral, de quien, como no queriendo la cosa, pero con la evidente intención de presentarlo como pro-norteamericano, el narrador remarca su nacimiento en El Paso, Texas, dijo: “También hay que pensar en la posibilidad de, si no se modifican estas reglas, descoordinarnos de la Federación los estados que podamos hacerlo en función de nuestro propio Producto Interno Bruto y nuestras propias capacidades económicas y productivas; yo no veo de otra y no veo signos de que esto vaya a cambiar. Entonces hago un llamado respetuoso, pero claro, de nuestras preocupaciones. En el centro de nuestra preocupación no está el gobernador o el gobierno de Chihuahua; está el futuro del estado y de México, y de su economía, así que, sin más, sean bienvenidos al estado libre y soberano de Chihuahua”.

 

HACEN MELÉ CON PALABRAS DE JAVIER

Y aquí es donde empieza la especulación y la manipulación de la información. Y todo por recordar que su entidad es libre y soberana, como el resto que forma la Unión.

En enero de 2018, el gobernador habría convocado a una segunda Revolución Mexicana. Habló de un movimiento revolucionario como el de Francisco Villa.

Según Julio Hernández, el convenio fiscal le da unidad a nuestro país y, por lo tanto, no duda en señalar que, en algunos segmentos, las palabras de Corral pueden ser tomados como un “llamamiento al separatismo”.

En realidad, cuando Corral habló de la segunda Revolución Mexicana, la suya, un remedo de la villista, no se refería al convenio fiscal de la Federación, sino a que en la Plaza del Ángel de Chihuahua se refirió a una revolución “que no se peleará con armas, sino con ideas, con valores y a través de las instituciones”.

Pero esto ocurrió en enero de 2018, cuando López Obrador no ganaba aún las elecciones ni existía el proyecto de egresos de la Federación de 2020. Por eso, en su exigencia de agilizar la extradición de su antecesor César Duarte, Corral exhortaba a sus paisanos a “permanecer unidos y unidas para exigir lo que en justicia nos corresponde. Nunca, nunca nos hemos agachado ante el centralismo, y menos ahora ante un régimen en decadencia”.

En 2018, el gobierno en decadencia era el de Enrique Peña  Nieto, no el lozano de López Obrador, que está por cumplir 10 meses.

“Astilleros” afirma que con la descoordinación fiscal, algunos gobernadores panistas del norte están planteando esta forma de “separase, de aislarse”, y se pregunta “¿qué va a suceder: Manejar ellos por su propio lado y todo lo que pueden majear por sí mismo”?

En consecuencia, para “Zorro”, el narrador en YouTube, el proyecto de presupuesto de 2020 es “sólo un pretexto para incitar al separatismo en el norte, una idea que desde hace años acarician ciertos sectores de Estados Unidos. Y qué mejor que llevar a cabo esa idea a través de un panista. Recordemos que los panistas siempre han sido buenos defendiendo los intereses extranjeros más que los de México”.

El 11 de septiembre de 2019, Corral nunca habló de separar a Chihuahua del Pacto Federal, del que el Convenio de Coordinación Fiscal es sólo uno de los temas. Simplemente comentó que “los Gobernadores deberíamos de tomar más en serio este momento delicado del País. Si nos quedamos callados no le vamos a hacer un bien a México, y no es cierto que con negociaciones individuales, cada Gobernador con el Gobierno federal, va a sacar más para sus estados. Si el barco se hunde nos hundimos todos”.

 

Y EL TEMA LOS VUELVE LOCOS

Más agresivo fue el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, y nadie lo acusa de separatista: “He platicado con el señor Presidente; no sólo he demostrado institucionalidad, voluntad para colaborar, para que le vaya bien al Presidente, bien a los duranguenses; el trato que nos están dando no corresponde a lo que merecemos los duranguenses”.

“Si estas decisiones siguen así yo habría de plantearlo, con toda responsabilidad, con mis compañeros Gobernadores, decirles: ‘Si la Federación no nos quiere, salgámonos del pacto fiscal. Que los impuestos se cobren en Durango y ya no se los lleve la Federación y nos regrese lo que quiera”.

José Rosas Aispuro. Sin pelos en la lengua

El que sin saber lo que decía habló, descaradamente, de romper el Pacto Federal fue el gobernador panista de Guanajuato, Diego Sinhue. En tanto, un grupo de gobernadores de las entidades del centro del país descartó cualquier movimiento de este tipo.

Diego Sinhue, Gobernador panista de Guanajuato. Habló, pero no sabía de qué

El problema es la facilidad con que los usuarios de las redes sociales se tragan este tipo de narrativas, verdaderas jaladas creadas para incrementar cuotas de suscriptores.

Como queda claro, en enero de 2018, Corral habló de su segunda revolución villista porque Peña Nieto no le entregó lo que, según él, correspondía a su estado, y sólo hasta septiembre de 2019 amenazó con “descoordinarse” fiscalmente de la Federación por estar convencido de que López Obrador no da a su entidad lo que merece.

Esto de ninguna manera puede ni debe interpretarse como amago de romper el Pacto Federal y convertir a Chihuahua en un país independiente.

Solamente los tontos se lo tragan.

Y más vale aclarar a tiempo porque por ahí anda otra versión de un tal Daniel McCarthy, candidato a senador en Estados Unidos por el estado de Arizona, que propuso la anexión de México a la Unión Americana como forma de terminar con la migración ilegal.

McCarthy (¿habrá escuchado a “Zorro”, leído a Jalife o a Julio “Astillero”?) afirma que existen 30 millones de indocumentados mexicanos que buscan ser parte de Estados Unidos, por lo que infiere que la población mexicana quiere cambiar de nacionalidad.

Y que conste, este espacio no es fan de Javier Corral.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...