Semana en la ONU

Único punto en contra en la participación de México es la ausencia del presidente Andrés Manuel López Obrador

Compartir:

Durante la semana del 23 al 28 de septiembre se llevó a cabo el 74 periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el que se reunieron todos los mandatarios, ministros de Relaciones Exteriores y diplomáticos comisionados a las delegaciones permanentes ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la ciudad de Nueva York.

Como cada año, durante una semana se realizan diversos debates, conferencias y eventos de alto nivel entre funcionarios de los distintos países para exponer sus posturas, ideas y formas de llevar a cabo su política exterior. México no es la excepción y como es habitual asiste para participar y exponer sus ideas.

De acuerdo con la información oficial de las Naciones Unidas, durante la semana se tiene programada la reunión de alto nivel sobre el cambio climático, salud universal, desarrollo sostenible, financiamiento para el desarrollo entre otras.

México en su papel como actor relevante sin duda ha tenido una participación activa dentro de esta semana en la ONU, mostrando la fortaleza de la diplomacia mexicana al compartir experiencias con el resto de la comunidad internacional.

A través de Twitter, la Misión Permanente de México ante la ONU, ha mostrado la activa participación de nuestra delegación encabezada por el Canciller Marcelo Ebrard y del representante permanente el Embajador Juan Ramón de la Fuente, acompañados por la Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos Martha Delgado.

El propósito fundamental de la participación del Gobierno de nuestro país contrario a una parte de la opinión pública, que denota y critica estos viajes por considerarse “fifís” es para promover a nuestro país y mostrar al exterior que México es un país con recursos, infraestructura, una economía –hasta hoy- estable y con capacidad para recibir inversión extranjera.

Para la 74 asamblea general, el propósito fundamental de nuestro gobierno es promover iniciativas nuevas e innovadoras que se centren en las brechas de desarrollo sostenible contemporáneas. ¿Y qué quiere decir esto? El canciller Ebrard comentó en entrevista por ONUTV “vivimos en la era del odio, del resurgimiento de nacionalismos agresivos. Por eso tenemos que apoyar a Naciones Unidas, porque representa el espacio de lo mejor de la humanidad”.

En efecto, la política doméstica no es sencilla de plantear – exponer – ejecutar; mucho más complejo se vuelve exponerlo ante la comunidad internacional. Buscar el desarrollo sostenible contemporáneo significa mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, mejorar sus condiciones de empleo y contribuir al desarrollo del país, dejando a un lado los paradigmas tradicionales. Plantearlo es sencillo, ejecutarlo no; requiere de recursos financieros, materiales y humanos que sumados una política exterior compleja en nuestro caso con Estados Unidos en el norte con una política migratoria cada vez más cerrada y abiertamente racista y nuestra frontera sur no es mejor, extremadamente porosa, militarizada por la Guardia Nacional y frenando el paso de migrantes centroamericanos manteniéndolos en albergues esperando una respuesta por parte de las autoridades estadounidenses para permitir su paso a territorio norteamericano. El canciller puso énfasis en condenar los actos de violencia inspirados por ideologías racistas y xenofóbicas. También hizo un llamado para atender el fenómeno del uso del Internet en los procesos de radicalización violenta, respetando siempre el derecho a la libre expresión.

En este último punto, el gobierno anunció el pasado 23 de septiembre su adhesión al “Llamado a la Acción de Christchurch”, el cual establece compromisos de gobiernos y  proveedores de servicios en línea para prevenir y combatir el uso del Internet por terroristas y la difusión de contenido que puede conducir al terrorismo. México, a raíz de los atentados en El Paso, Texas, ha sido insertado como actor en la lucha contra el terrorismo, algo que en nuestro país se veía alejado de nuestra realidad social y cuya coyuntura era diferente a nuestra forma de pensar y actuar, es ahora cuando en foros como en la ONU, expresamos nuestra solidaridad con los países que sufren de ataques terroristas y condenamos todo tipo de acción que lleve a la violencia y xenofobia.

La equidad de género es otro rubro sumamente importante en el que el canciller se ha pronunciado: “Los gobiernos progresistas tenemos por convicción ser feministas. (…) La transformación social empieza con la equidad de género”, un importante punto que expuso ante la asamblea general y que debe ser tomado en cuenta en un país como el nuestro donde todavía vemos discriminación hacia la mujer en lo laboral, salarial, social, etcétera. La equidad de género es indispensable para el desarrollo de una sociedad justa, moderna e igualitaria, el cambio de paradigma debe ser urgente y prioritario, ¡el cambio de mentalidad de nuestros ciudadanos debe ser ya!  De no hacerlo, en la próxima marcha feminista veremos acciones más agresivas que al final terminan perjudicando a todos empezando por nuestra propia imagen como país que queremos.

Durante el evento del cambio climático lo más destacado fue la participación de la ambientalista de 16 años, Greta Thunberg, aquí desde este espacio destaco y reconozco el trabajo de diplomáticos mexicanos excepcionales durante el cierre de la #ClimateActionSummit, el orgullo de ver a dos mexicanos que brillan a nivel global: el Enviado Especial de la Cumbre, Embajador Luis Alfonso de Alba, y la Secretaria de la Convención Marco de Cambio Climático #UNFCCC Embajadora Patricia Espinosa.

También se contó con la participación de nuestro país, en el Foro de alto nivel sobre los objetivos de Desarrollo Sostenible, en el que se refrendó el compromiso y su instrumentación por parte del gobierno de México. Adicionalmente se presentó el Informe Global sobre Desarrollo Sostenible realizado por 15 científicos y expertos; se lanzó la Plataforma en Línea “Acción para el Aceleramiento de los ODS” y se adoptó la Declaración Ministerial que refrenda el compromiso con la Agenda 2030 cuyos temas incluye el fin de la pobreza, salud y bienestar, educación de calidad, energía sostenible y no contaminante, acción por el clima.

A lo largo de la semana se llevaron a cabo reuniones de alto nivel con la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y el presidente del Comité Internacional para la Cruz Roja, Peter Maurer, así como con otros actores relevantes de interés para nuestro país y exponer nuestra postura ante diversos temas.

Sin duda, la ONU continúa siendo el foro político más importante con el que se cuenta actualmente, el trabajo diplomático que realiza en nombre de nuestro país el Embajador Juan Ramón de la Fuente, debe ser tomado en cuenta por los actores políticos nacionales y dar continuidad para fortalecer a la diplomacia mexicana en el exterior, seguir pensando que la política exterior no afecta la política interior sería un error.

El único punto en contra que vemos hasta ahora en la participación de México en la ONU, es la ausencia del presidente López Obrador, que como Jefe de Estado que nos representa es importante que asista, ya que es un evento donde intervienen todos los mandatarios y un espacio en donde se deben de llegar a acuerdos y soluciones no sólo para México, sino para el mundo entero.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...