¡Qué susto!

Mejor recordemos a doña María Victoria

Compartir:

Como bien sabe usted, en el Campo de Adiestramiento y Doma (otros niños le decían “casa”), en que fue domesticado este menda, el Poder Legislativo y Judicial, estaba reservado para ser ejercido exclusivamente por la Jefa de Administración y Disciplina (“mamá”, apodaban los amiguitos de la escuela a las suyas), doña Yolita, cuyo Reglamento Doméstico General era poco más grueso que el Código Penal Federal de entonces.

Entre algunas de las pocas cosas inadmisibles, estaba bajar de ocho de promedio en las calificaciones de la escuela (semanales: ¡martirio!), y mantener el promedio pero reprobar una materia (las calificaciones -¡semanales!-, incluían “Religión”, “Deportes” y “Comportamiento”), era falta grave y aplicaba la cláusula “graviter onerata conscientia”, porque tenían uno que aparentar que sentía un gran peso en la conciencia por semejante pecadazo (penado con fin de semana completo en el cuarto). Este su textoservidor capoteaba bien la cosa y hasta alguna vez, por intervención del Jefe de Proveeduría (“papá”), fue exentado por haber reprobado “Religión” (le importaba un pito a don Víctor).

Peeero, una vez, en Cuarto de Primaria, la boleta (¡semanal!), iba adornada con tres “cincos” y dos “ceros” (sólo para el maestro Vargas debería de existir el Infierno… en fin).

Doña Yolita con un golpe de vista se enteró del desastre, y mirándome inexpresiva, murmuró: -¿Qué te digo? –solito me fui a mi recámara… y sólo a estas fechas entendió su texto servidor lo que significa el “¿qué te digo?”
Se supone que teclear una columna de lunes a viernes, es para comentar asuntos de interés público (para tenochca simplex, sin más pretensiones)… bueno, mire:

Reforma -primera plana-; nota de Evlyn Cervantes: “Apuran para Dos Bocas permiso ambiental ‘patito’. Mandos de la Secretaría de Energía que encabeza Rocío Nahle presionan a funcionarios de la Semarnat y de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) para elaborar en fast-track un permiso a modo que permita iniciar las obras de la nueva refinería de Dos Bocas. Incluso han amenazado con despidos de funcionarios de primer nivel con tal de que se agilice la autorización ambiental (…)”.
Y de “Sacapuntas” (El Heraldo de México), nota dos: “Dos Bocas, en sus manos. Primera prueba de fuego tendrá el nuevo titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo. Debe pronunciarse sobre el proyecto de la Refinería Dos Bocas (…) la Secretaría de Energía, a cargo de Rocío Nahle, dice que ya tiene los permisos en materia ambiental (…)”.
A ver… ¿qué le digo?

Otra:
“Frentes políticos” (Excélsior): “Esto ya comenzó. Sergio Pimentel Mendoza, dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Michoacán, aseveró que si bien este instituto político es el más grande de México, también son el partido más desorganizado en el país. ‘Morena está muy desorganizado, a nivel nacional está fragmentado, pero nosotros, en Michoacán, no nos podemos quedar quietos, no podemos perder el tiempo porque tenemos que ganar una elección en el 2021’ (…) refirió que el objetivo es que todos los integrantes de Morena que están desorganizados ‘nos convirtamos en el brazo político de la Cuarta Transformación’”.

Y, relacionado con lo mismo de la inexistente organización del que ya será partido (Morena) lea si no tiene inconveniente (todo fresquecito):
“Pepe Grillo” (La Crónica). Bienio en lugar de sexenio./ La tenía, era suya y la dejó ir./ La dirigencia de Morena en Baja California le regaló un triunfo al PAN que andaba de capa caída ante su inminente revés en la elección del próximo domingo./ El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolvió que el gobierno que resulte electo en la elección del próximo domingo dure en el cargo dos años y no seis años como demandaba Morena (…)/ De manera unánime los magistrados consideraron inadmisible pedir un cambio en las reglas del juego con las campañas avanzadas./ La dirigencia local de Morena, que encabeza Leonel Godoy, pudo haber hecho la solicitud en tiempo y forma pero lo hizo demasiado tarde, por exceso de confianza”.
Morena tiene el poder, todo el poder en nuestro risueño país y así están. A ver, ¿qué le digo?

Y sobre el sonoro caso del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, perseguido por supuestamente, haber recibido obeso soborno de reconocido ricote nacional, llama la atención, si es verdad y van en serio, la lastimosa lentitud de la averiguata, pero más llama la atención, si son ciertas las afirmaciones de su defensor (Javier Coello Trejo, personaje reconocido por su gran -inmensa-, experiencia en los meandros de la ley, la ley mexicana), que el estupendo soborno, según la Fiscalía, fue para pagar una casa adquirida y escriturada dos años antes… o sea, van bien… y también llama la atención que el asunto sea contra don Lozoya Austin, cuando el importe de la operación por la que se supone el ricote sobornó al funcionario (suponen la Fiscalía General y el reconocido petardista, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera -UIF-, Santiago Nieto Castillo), lo determinó una dependencia federal ajena a Pemex… o sea, ¡padre!

Por cierto: Lozoya Austin es millonario, de familia y desde hace muuucho. Claro, si la hizo, que la pague… pero dentro de un tiempo (pueden ser años), como no es raro, leeremos en la prensa nacional el “usted disculpe” acostumbrado. Un periodista muy serio (Raymundo Riva Palacio), en su ‘Estrictamente Personal’, en El Financiero, apunta que la afamada y prestigiosa consultora Eurasia consideró que las acusaciones contra Lozoya “(…) están motivadas mayoritariamente por consideraciones políticas y es improbable que se amplíen, porque López Obrador probablemente no quiere crear una crisis lanzando investigaciones más grandes”. Se les haga la lengua chicharrón.

Pero, a ver ¿qué le digo?

Mejor recordemos a doña María Victoria:

“Cuidadito, cuidadito, cuidadito… me vas a matar de un susto…”- Sí, ¡qué susto!

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...