Por fin, avances en la firma del T-MEC

Protocolo Modificatorio buena noticia; amén de contribuir a reducir la incertidumbre económica, favorece las proyecciones de crecimiento

Compartir:

El pasado martes 10 de diciembre se firmó el Protocolo Modificatorio del T-MEC.

El avance en la renegociación comercial del acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá es una buena noticia para la economía mexicana y contribuye al fortalecer la cooperación en la región.

Si bien aún falta la ratificación de los parlamentos estadounidense y canadiense, la firma del protocolo contribuye a reducir la incertidumbre económica del país y favorece las proyecciones de crecimiento del mismo.

Sin embargo,  es necesaria la revisión puntual del acuerdo final para conocer los términos pactados.

Las declaraciones y comunicados realizados por representantes de los tres gobiernos mencionan las mejoras sustanciales en resolución de controversias, materia laboral, medio ambiente, medicamentos, reglas de origen, acero y aluminio; comercio digital, revisión del acuerdo y una preocupante cláusula que limita la realización de acuerdos con economías consideradas no de mercado, que parece hacer referencia a China.

La resolución de controversias es una de los acuerdos difundidos que más genera interés.

Esto se debe a las demandas, por parte del gobierno estadounidense, de establecer paneles de diferencias entre los países.

Estados Unidos solicitó que los paneles fueran conformados por inspectores; en el protocolo se estableció que estaría conformado por expertos, para evitar que los países propusieran integrantes que les favorecieran.

Sin embargo, será importante cuidar que esos grupos de expertos no sean utilizados como un instrumento para boicotear a empresas nacionales a través de conflictos interminables que afecten la competitividad de las mismas.

Algunos de los acuerdos en materia de reglas origen son las limitantes establecidas en la industria automotriz.

El acuerdo establece que el 40 y 45 por ciento de los autos deberán ser fabricados por operarios que ganen mínimo 16 dólares la hora.

Esta es una noticia favorable para los empleados del sector automotriz, pero es posible que evite la apertura de nuevos puestos laborales.

El tema de los medicamentos también es un factor favorable para las sociedades, pues se pretende reducir el tiempo otorgado a patentes, lo que favorece la generación de medicamentos genéricos y se mejora el acceso a la salud.

Sin duda alguna,  los acuerdos sobre acero y aluminio contribuyen a dejar en claro temas arancelarios que provocan incertidumbre.

El proteccionismo impuesto por Donald Trump ha provocado conflictos arancelarios en la región.

El acuerdo establece, respecto al acero, un periodo de transición que favorece el fortalecimiento de la industria mexicana.

Mientras, en el tema del aluminio se acordaron revisar reglas de origen cada 10 años, asunto que no afecta en demasía a México por no contar con las condiciones de producción.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...