Los Malos de “Malolandia”; ¿Los Junco de Juncolandia?

Sabemos que a López Obrador le gusta ser dicharachero y refranero, pero en medio de una pandemia con miles de muertos, decir que es “temporada de zopilotes” como que no es digno de un Presidente. Y en Puebla, ¿“camotelandia”?

Compartir:

Una disculpa a mis palmípedos seguidores, que, como los que siguen a mamá pata, no han de ser más de cinco, por tanta ausencia. Pero con esto de la mentada garrapata asiática, pues para qué exponer el faraónico plumaje.
Y aunque ganas de graznar no faltan, la verdad, no sabe uno para dónde tirarle. Tampoco si darse un pomposo rol por algún “mall” o engullirse algunos de maciza en alguna de las fondas todavía no clausuradas por el terror. Cosa que se resuelve con la venia del señor… Presidente.
Porque no hay que olvidar que posee “fuerza moral” y no “fuerza de contagio”, revelación de Hugo López-Gatell. O, como clamó Porfirio Muñoz Ledo, “es un auténtico hijo laico de Dios… posee una convicción profunda, más allá del poder y la gloria. Es un personaje místico, un cruzado, un iluminado”.
Pero para qué más que la verdad, esto está de locos. Como para pegar de graznidos.
Ya lo dijeron Andrés Manuel López Obrador y su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller -ella en un video compartido en redes sociales- y, muchas veces, el doctor López-Gatell, no debemos creer a “falsos mesías”, perdón a “falsos epidemiólogos”.
Para los mexicanos, el asunto del “Coronavirus” es, al menos en la primera semana de la Fase 2, una mezcla de frivolidad y misticismo.
Cada día nos convencemos más que somos tan peligrosos como el virus chino.
Este miércoles, el Presidente, además de que por segundo día en esta semana “manda al diablo” el tema de la epidemia en el país, y da prioridad a sus temas favoritos, como ya sabemos, repartir dinero a los pobres, a los jóvenes, a los adultos mayores; comentar el 3 o 4 por ciento que avanzan sus obras; o quién es quién es la venta de gasolina, particularmente tronó, como muy seguido lo hace, contra uno de los periódicos de mayor circulación nacional, aunque esta vez lo hizo por partida doble.
Primero dijo que el periódico Reforma es un medio “conservador” que está en contra de la “Transformación” porque tituló a su nota principal “Avala dádivas el Senado”.
“Como que no merece que son dádivas, pero bueno…”, graznó, perdón, expresó. Ya saben, ¿no?, con aquello de “me canso, ganso”, nuestras líneas se cruzan.
Enseguida se quejó de “otro periódico” del que no dio el nombre, pero que ahora “va a llevar la cuenta de los muertos”.
“Fíjense eso, ¡la cuenta de los muertos!, porque suponen que estamos ocultando el número de muertos. ¿Qué les parece?”.
El no dio el nombre del periódico, pero la agencia de noticias del Estado, Notimex, sí: El Norte, de Monterrey, y miembro de Grupo Reforma.
El medio impreso regiomontano realiza un ejercicio con sus lectores (“Casos oficiales vs. Casos reales”) para hacer públicos los contagios por “Coronavirus” no contabilizados oficialmente.
Ya sabrán. “La verdad”, estalló, “es de mala fe, de malas entrañas. Esto demuestra que, entre otras cosas, los conservadores son malos, de Malolandia; malos de malolandia”.
O sea, los Junco, ¿de Juncolandia?
No se vale, tampoco. Eso ya es piratería, ¿Malolandia, Fifilandia?
El asunto es que ya enmuinado, porque le gusta ser dicharachero y refranero, soltó que por el Covid 19 “son tiempos de zopilotes, temporada de zopilotes”.
¿A qué se refería? Porque en medio de una pandemia con miles de muertos, tal vez decir que es “temporada de zopilotes” no es digno de un Presidente.
Claro, dirá que se le chispoteó, y que era una indirecta, o directa, contra el “conservador” medio de comunicación regiomontano.
Por eso digo, plumíferos amigos, ni para dónde hacerse.
Ya ven en Puebla, el también estigmatizado gobernador, Miguel Barbosa, ya hasta reveló que el “Coronavirus” es socialista, pues combate a los ricos, porque los pobres, como él, son inmunes.
Vaya trance. Para pegar de graznidos. Estar jodido, según Barbosa, tiene su lado bueno.
¿”Camotelandia”?
Ay, ya me cansé.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...