La migración irregular no se detiene con aranceles

Una estrategia integral, y con un enfoque multifactorial, debe considerar la solución de las diversas causas que la provocan

Compartir:

El flujo de migrantes ilegales con destino a Estados Unidos sigue en aumento.
Miles de personas abandonan sus países por múltiples razones: Inseguridad, falta de oportunidades y cambios demográficos o ambientales, e incluso porque son forzadas.

La migración es un fenómeno que no puede ser controlado con penalizaciones económicas, como es el caso de los aranceles a las importaciones mexicanas anunciados por el gobierno de Donald Trump.

Para disminuir el desplazamiento se requiere de políticas nacionales y regionales basadas en la cooperación entre naciones, respeto a los derechos humanos y la atención de las diversas causas que lo propician.

La semana pasada, el gobierno de EU anunció que se impondrán aranceles del 5% a todos los bienes originarios de México a partir de este de junio.

Igualmente, se contempla un incremento periódico, por arriba del 25%, si no se detiene el flujo en la frontera compartida por ambas naciones.

El gobierno mexicano mostró una postura a favor del diálogo y envió una comitiva para negociar la imposición con el gobierno estadounidense.

Las negociaciones distaron de ser sencillas.

Ello se debe a la falta de una estrategia que aborde el fenómeno de manera multifactorial y basada en la cooperación regional.

El flujo de desplazados ha aumentado considerablemente.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración (INM), en mayo se detuvo a 22 mil 695 migrantes sin documentos.

La cifra supone un aumento del 119% en comparación con 2018 y de un 220% comparado con 2017.
Ambos gobiernos han realizado acciones para limitar el flujo: Aumentar el número de efectivos y aplicación de redadas, lo que ha aumentado las detenciones, e incrementar las medidas de control aduanal, lo que provoca largos procesos burocráticos que pretenden disuadir a las personas.

Tales medidas tienen poco éxito en el mediano plazo; generan concentración de personas en las fronteras por falta de asilo o apoyo para regresar a sus países; no detienen realmente los flujos migratorios y aumentan las denuncias por violación de derechos humanos.

Existen propuestas, como el Plan de Desarrollo para México y Países de Centroamérica, de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), en la cual se consideran componentes como la implementación de subsidios, mejorar la recaudación fiscal y mejorar el gasto público para fomentar el desarrollo e igualar salarios.

Las acciones realizadas por los gobiernos y la propuesta de la CEPAL son estrategias no coordinadas de forma integral.

Una estrategia integral, y con un enfoque multifactorial, debe considerar la solución de las diversas causas que provocan el desplazamiento, así como la atención a las personas que ya se encuentran en proceso de migración.

La ejecución adecuada de una estrategia de tal magnitud debe basarse en la cooperación regional, toda vez que el desplazamiento irregular es una problemática que no se soluciona al aumentar el personal de migración, además de que las medidas económicas coercitivas empeoran la situación.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...