La clave está en Centroamérica

Se trata del verdadero bocado que quieren tragar los norteamericanos

Compartir:

Los árboles no nos dejan ver el bosque y en la crisis actual con Estados Unidos tendríamos que decir que lo que les ha interesado a los norteamericanos no es tanto el asunto mexicano sino el de Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador, ahí se encuentran las mejores reservas en agua, minerales, bosques, petróleo y, sobre todo, la enorme posibilidad de convertir a la región en la gran productora de legumbres y granos gracias a una mano de obra especializada y a lo barato de la misma, con el pretexto de la confrontación con México ahora, los norteamericanos han tenido la genial idea de enviar a tropas y agentes a Guatemala con la total aprobación de ese gobierno y así tienen controlada la región, no es posible controlar la región desde México por la simple razón que es un país grande, enorme en población, permeable por medio de la gran corrupción y así, los gringos, no podrían controlar el nuevo mercado que necesitan para sus productos en América Latina ni poner un freno a las inversiones chinas, coreanas y japonesas que podría ser el trampolín para la invasión de esos países por medio de migrantes que salieran con facilidad desde México, el asunto es revivir la Doctrina Monroe : AMÉRICA PARA LOS AMERICANOS.

Sin darnos cuenta, desde Estados Unidos se ha venido invadiendo a los países latinos y católicos y es por ello que el inicio de las denuncias de violaciones de curas salen, primeramente, en los Estados Unidos, donde por medio de investigaciones y de sus leyes les aplican enormes multas que pusieron en quiebra las finanzas de los católicos en Estados Unidos y es que con la migración de millones de hispanoparlantes el catolicismo venía desplazando a muchos credos protestantes, así, recuperaron el control e invadieron a México y los países de Centroamérica, de tal suerte que cuando nos dimos cuenta, en Chiapas, al inicio de la función de Samuel Ruiz los católicos dominaban en más del 90% y en treinta años de “servicio y de grillas” el comandante Samuel Ruiz llevó a que la Iglesia católica perdiera su fuerza y la región fuera invadida por protestantes que, al día de hoy son mayoría, además de la iglesia cismática promovida por Don Samuel en la zona contralada por el EZLN, esto mismo sucede en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua donde usaron a los católicos para hacer su Revolución que ha terminado en “ROBOLUCIÓN”, por parte del grupito en el poder que sacó a la dictadura para ponerse ellos con el cuento de la izquierda, la realidad es que sigue el proyecto del nuevo canal que cruzaría por Nicaragua y vendría a dar salida al intenso tráfico de Panamá y si en México el canal seco, Salina Cruz-Coatzacoalcos, se hiciera una realidad, sería con control e inversión totalmente norteamericana incluso de tipo paramilitar, porque ellos no dejarán que lo hagamos realidad con financiamiento o tecnologías de China, Corea o Japón, hay que revisar la historia y esto fue uno de los motivos que los norteamericanos apoyaron para iniciar la Revolución, porque Porfirio Díaz apapachaba más las inversiones y las tecnología europeas, sabía el viejo militar la importancia que tenía el Istmo de Tehuantepec e impidió que los norteamericanos compraran y alquilaran tierras en la zona para hacer un cuenterete como el que hicieron en Texas para robarnos la mitad del territorio.

Lo que no debemos olvidar es que en el Istmo está la cintura de la patria, en la zona de pobres con recursos ricos y que, para los norteamericanos, sería un bocado más que interesante por lo que han promovido las divisiones entre el Norte y el Sur del país, para hacer el México del Norte y el México del Sur, a los gringos no les convenimos fuertes, unidos ni libres, nos quieren sometidos y dejándonos robar por ellos o explotar, porque en cierta forma lo que acaba de decir Trump es cierto; “NO necesitamos a México, ellos nos necesitan”, pero se le olvidó acabar la frase: México necesita a los gringos pero lejos , muy lejos, porque nos quieren seguir tratando como a sus buenos vecinos, donde nosotros somos los buenos y ellos los vecinos, y hay que reaccionar bien, porque de otra forma tendríamos el peligro real de invasiones preventivas con el pretexto de los migrantes que llegan a las puertas de Estados Unidos.

El comercio es una extensión de la política al igual que la guerra, no se nos olvide, pero también la religión es una forma de someter a los países donde sus condiciones de pobreza y degeneración han permitido aumentar las distancias entre ricos y pobres, la mayoría pobres con pocos ricos, elevando la injusticia, así en muchos sitios del país se iluminan las iglesias protestantes o vemos los fenómenos como el de La Luz del Mundo, donde se confrontan por pelear sus zonas de influencia, imaginen lo que sentirán los prelados de Jalisco cuando ven a una iglesia próspera y rica como es La Luz del Mundo y ellos dejan de percibir limosnas y ni siquiera tienen ya la fuerza política anterior porque los dirigentes de La Luz del Mundo tienen más fuerza política y determinan muchas cosas en estados donde ellos cuentan con muchos fieles, La Luz del Mundo se extendió a más de 50 países, y esto no es lo que quieren los protestantes norteamericanos porque se convierten en un problema y disputan las zonas de control, por ello, vemos las reacciones que se van generando y concluimos que el conflicto no es con México, simplemente, nos quieren aislar para que no seamos influencia en la Zona de Centroamérica, porque ese es el verdadero bocado que quieren tragar los norteamericanos… si no, al tiempo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...