La CEPAL, ¿apoyo o rescate?

Confiemos en que la 4T comprenda que México está conectado al mundo

Compartir:

Para la 4T, no hay nada más importante que el rescate a los sectores más vulnerables de la población en nuestro país y una política nacional para devolverle al pueblo lo robado.
Sin embargo, nuestro país en un mundo globalizado no puede dejar a un lado la política exterior, que si bien, en administraciones pasadas no ha sido suficientemente tomada en cuenta, durante la 4T, hemos visto un franco deterioro; en primera instancia por la reducción de presupuesto para Cancillería y un Servicio Exterior francamente menospreciado. Y qué decir de las relaciones en el ámbito internacional no sólo en el área comercial con nuestro país vecino, también en las relaciones de amistad y cooperación como el caso de España o nuestra posición frente a Venezuela.
Aunado a lo anterior, las caravanas masivas de migrantes centroamericanos que aunque han dejado de ser noticia en los medios, cada vez los podemos ver más en la calles de nuestras ciudades pidiendo dinero o alimento para continuar su marcha a lo largo del territorio nacional para buscar intentar cruzar la frontera con los EUA, en busca de una vida mejor.
El problema de la migración masiva es derivada de falta de políticas públicas de los países de El Salvador-Guatemala-Honduras, que logren dar una calidad de vida a sus ciudadanos, generar conciencia sobre la importancia de la educación, la reproducción planificada, un proyecto nacional encaminado al progreso de sus naciones, crecimiento excluyente que genera pobreza y desigualdad y una demografía con rápida urbanización y persistente rezago rural, cambio climático y la diferencia salarial con los EUA, son sólo algunos de los problemas que generan estos movimientos migratorios.
Para México, el problema se ha vuelto de tal magnitud debido a la falta de un plan de migración bien estructurado, administrado y con fondos suficientes para operarlo tanto de forma administrativa como operativa, con inversión adecuada para la infraestructura de cruces fronterizos como Ciudad Hidalgo, México–Tecún Umán, Guatemala, Puente Dr. Rodolfo Robles Ciudad Cuauhtémoc, México-La Mesilla, Guatemala.
El problema migratorio no es de una sola administración ni la gobernante ni las pasadas y tampoco es de un solo país, es un tema regional que impacta directamente en México al ser un país de origen-tránsito-destino y retorno. La falta de planificación a mediano y largo plazo ha generado una situación en la que se ha tenido la necesidad de recurrir a instancias internacionales como es el caso de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la cual opera una sede subregional en nuestro país desde 1951 y sirve a 10 países: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana. Funciona como un centro de asistencia técnica e investigación cuya función es asesorar a los gobiernos de la región, en el diseño, formulación, seguimiento y evaluación de políticas públicas, además de dar capacitación a funcionarios públicos de la región.
Es decir, los países centroamericanos y México, se vieron en la necesidad de buscar la asesoría y apoyo de la CEPAL ya sea, como apoyo o rescate de los gobiernos, es un organismo regional cuya función es fortalecer la cooperación entre nuestros países, para buscar una solución tangible y prospectiva al tema migratorio.
Durante la mañanera del pasado 20 de mayo en Palacio Nacional, se presentó la propuesta para el Plan de Desarrollo Integral que incluye a los países de El Salvador-Guatemala-Honduras-México, en una ceremonia encabezada por el presidente López Obrador y la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena. El propósito de dicho plan es de formular un diagnóstico y presentar recomendaciones para avanzar hacia un nuevo estilo de desarrollo y generar un nuevo paradigma ante el fenómeno migratorio.
El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Plan de Desarrollo Integral “es muy importante para México y los países hermanos de Centroamérica porque va al fondo del problema”. El mandatario agregó que no hay más que la cooperación para el desarrollo, y subrayó que, con la implementación de la iniciativa, “vamos a atender las causas del fenómeno migratorio y vamos a temperar los flujos migratorios con todo lo que esto conlleva, para que no sufra la gente, para que se respeten los derechos humanos”.
El plan de acuerdo con la información oficial, busca contrarrestar los principales motivos que han generado las caravanas masivas como la falta de empleos, crisis económicas, ingresos bajos, malas condiciones laborales, la violencia y la inseguridad. Propone el derecho al desarrollo económico, bienestar social, sostenibilidad ambiental y gestión integral en los países de origen, contempla la atención de todas las fases del ciclo migratorio y presenta un nuevo estilo de desarrollo y movilidad.
Las recomendaciones de la CEPAL fortalecerán las acciones de política pública para los países socios, impulsará la macroeconomía más allá de la estabilidad, elevar la inversión, evaluar y revisar la renuncia fiscal para evitar privilegios, cooperar para la sostenibilidad ambiental y gestión de riesgos, transparencia y rendición de cuentas, priorizar empelo y salario mínimo y una protección frente al desempleo.
Iniciativas como está deben ser fomentadas e integradas en los planes de desarrollo nacional tanto de México como de nuestras naciones hermanas Centroamericanas, en palabras de Alicia Bárcena, “esta iniciativa es, a la fecha, el esfuerzo más integral a escala mundial para dar cumplimiento al Pacto Global por una Migración Segura, Ordenada y Regular, y constituye una extraordinaria oportunidad para construir desde la región un nuevo estilo de desarrollo con la igualdad y la sostenibilidad”.
El Canciller Marcelo Ebrard, por su parte, señaló que la propuesta “es una hoja de ruta que nos indica qué tenemos que hacer para que cambie la realidad social y económica del sur de México, de Guatemala, de Honduras y de El Salvador”.
Confiemos en que la propuesta de CEPAL no caiga en letra muerta y que la 4T comprenda que México está conectado al mundo, que se requiere mayor atención a la política exterior y un aumento de presupuesto para generar funcionarios públicos preparados para enfrentar los distintos retos internacionales.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...