Gobernabilidad y gobiernos de coalición

Sociedad mexicana urgida de eficiencia y eficacia; que se atiendan sus necesidades en temas de seguridad, salud y educación, entre otras, la premisa

Compartir:
Gobiernos legítimos la demanda de sociedad mexicana

La sociedad mexicana demanda gobiernos legítimos, que representen sus distintos intereses y atiendan, con eficiencia y eficacia, sus necesidades en temas de seguridad, salud y educación, entre otras.

Es momento de que los gobernantes, la ciudadanía y otros actores estratégicos se plateen un cambio de régimen, que evolucionen el sistema político del país para contar con los niveles de gobernabilidad que contribuyan al desarrollo de la sociedad.

El doctor Antonio Camou ha propuesto entender la gobernabilidad como un “estado de equilibrio dinámico entre el nivel de las demandas sociales y la capacidad del sistema político para responder de manera legítima y eficaz”.

Define gobernabilidad como una serie de acuerdos básicos entre actores estratégicos en torno a tres ámbitos principales:

Cultura política, instituciones políticas y los acuerdos entorno al papel del Estado y sus políticas públicas.

El sistema político mexicano se ha vuelto más incluyente y ha dado cabida a la participación de diversas fuerzas políticas.

Sin embargo, no se han conseguido gobiernos con agendas claras, generadores de acuerdos a largo plazo y con políticas públicas que logren un alto impacto social.

Las acciones de los gobiernos son limitadas y sus efectos no logran responder a las demandas sociales, lo que muestra ingobernabilidad en los tres niveles de gobierno.

Al entender la gobernabilidad en México se deben considerar tres dimensiones clave:

Legitimidad, eficiencia-eficacia y estabilidad.

En la relación entre gobernabilidad y eficacia, “la gobernabilidad es pensada como una propiedad de los sistemas políticos, definida por su capacidad para alcanzar objetivos al menor costo”.

La relación entre gobernabilidad y legitimidad apunta “al problema de la calidad de la acción gubernamental”.

Por último, la relación entre gobernabilidad y estabilidad se refiere a “la previsible capacidad del sistema de durar en el tiempo”.

Para lograr la gobernabilidad que se requiere en México se deben replantear el régimen  y el sistema político.

Se deben plantear opciones que generen gobiernos legítimos, eficientes y estables.

Los gobiernos de coalición son una alternativa factible para lograr lo antes mencionado.

Las propuestas para formar gobiernos de coalición buscan gobiernos estables, legitimados por mayorías electorales absolutas, del 50% más uno, congresos que representen los distintos intereses de la sociedad y la ratificación de los miembros del gabinete por los mismos para asegurar que los integrantes de los gobiernos cuenten con la profesionalización que requiere la ardua tarea de representar a todas las personas.

Los gobernantes, la ciudadanía y demás actores estratégicos deben contribuir a la conformación de gobiernos de coalición, cambiar el régimen y evolucionar el sistema político de México para mejorar los niveles de gobernabilidad en el país.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...