Enhorabuena por el proyecto de reforma al sistema de pensiones

Válido reconocer la suma de trabajo, esfuerzo y voluntad que implica

Compartir:

La reforma al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) no podía postergarse más.

La iniciativa, tripartita, entre el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y el gobierno de México pretende mejorar la pensión de los trabajadores que están bajo el régimen de la Ley de Seguro Social de 1997.

Los cambios importantes y buenas noticias son el aumento en las aportaciones, la reducción de semanas de cotización y el aumento a la pensión mínima garantizada.

El esquema propuesto incrementa las aportaciones de ahorro para el retiro.

Las aportaciones se conforman por contribuciones que realizan la empresa, el trabajador y el gobierno.

Representan el 6.5% del sueldo percibido; 5.25% es contribución de la empresa; 1.125% del trabajador y 0.225% del gobierno.

La propuesta incrementa a 15% el total de las aportaciones; 13.875% la empresa; 1.125% el trabajador y 0.225% el gobierno.

El consenso es que las empresas aumenten su contribución de forma gradual en un periodo de 8 años, lo que facilita asumir el incremento.

Se reducen el tiempo para poder cotizar en el mercado laboral formal.

En la actualidad se deben completar 1,250 semanas, trabajando 24 años, para poder cotizar.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), sólo el 24% de los trabajadores que cumple los años promedio alcanza el número de semanas trabajadas para cotizar.

La propuesta es una solución a esta situación; el trabajador que cumpla con 750 semanas de trabajo y la edad de retiro, 60 años por avanzada o 65 por vejez, tendrá acceso a una pensión.

La Ley del Seguro Social establece que los pensionados afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tienen derecho a una pensión mínima garantizada de 3,289 pesos; el gobierno debe completar la pensión en caso de que el trabajador perciba menos de dicho monto.

A partir del incremento en las aportaciones y la reducción de semanas, que aumentan el ahorro y facilitan el acceso a una pensión, se propone que la pensión mínima garantizada sea por $4,345 pesos.

El acceso a una pensión es bajo en el presente esquema; sólo el 34% de trabajadores tiene garantizada una.

La iniciativa tiene el potencial para garantizar el acceso a 82% de afiliados.

Por otro lado, eleva la tasa de reemplazo en un 40%, lo que implica un aumento real del 70% para las personas que perciben una pensión.

Enhorabuena por el consenso establecido entre empresas, sindicatos y gobierno.

Es válido reconocer la suma de trabajo, esfuerzo y voluntad que implica.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...