El T-MEC y la cooperación regional

Idónea la renovación de la relación comercial entre México, Estados Unidos y Canadá

Compartir:

5La entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) promueve la cooperación en la región y su desarrollo.

América del Norte es una de las regiones más competitivas del mundo, lo que hace idónea la renovación de la relación comercial entre las tres naciones que la conforman.

El instrumento ofrece certeza al fortalecer normas y procedimientos que fomentan el comercio y la inversión.

Para maximizar los beneficios de la integración se deben diseñar políticas, programas y acciones orientadas a aprovechar la cooperación.

El 30 noviembre de 2018, las tres naciones firmaron un acuerdo para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El TLCAN fue firmado en 1994 y generó crecimiento económico y desarrollo en el nivel de vida de la población de la región.

La renegociación permite la continuidad de elementos claves para la relación comercial e incorpora disposiciones actualizadas para hacerles frente a los desafíos económicos actuales.

Por esta razón, la reciente entrada en vigor del T-MEC fortalece la cooperación entre las tres naciones en un contexto económico y comercial adverso a nivel mundial.

Para México, la actualización del tratado es oportuna porque contribuye a reactivar la economía.

La entrada en vigor promueve el crecimiento del comercio digital y fortalece la protección de datos; otorga mayor acceso a servicios financieros y más oportunidades para las instituciones financieras mexicanas en el mercado de la región; propicia la evolución del sector de telecomunicaciones; establece mecanismos de diálogo y colaboración para apoyar a las Pymes en el comercio regional; fomenta el crecimiento de cadenas de valor y fortalece la protección de los derechos de los trabajadores.

En el sector automotriz, específicamente, el nuevo tratado establece que el 45% de la fabricación de automóviles debe ser producto de obreros que ganen 16 dólares la hora.

Esta limitante parece desfavorable para la generación de empleos en nuestro país, pero no; la verdad es que mejora las condiciones laborales de obreros, favorece la inversión de empresas que no pertenecen a la región y crea mecanismos para mejorar el valor agregado por ingeniería y desarrollo, ampliando la oferta laboral, amén de que genera empleos mejor remunerados.

Las negociaciones del T-MEC iniciaron en noviembre de 2018 y es hasta el 1 de julio de 2020 que se renueva el instrumento.

Ahora es momento de trabajar en fortalecer la cooperación al diseñar políticas, especialmente económicas, programas y acciones dirigidas a consolidar, en la ejecución, los beneficios de integración comercial de una de las regiones económicas más grandes del mundo.

Por otro lado, se debe fortalecer la certeza a la inversión a través de mensajes y decisiones, por parte del gobierno federal, que no generen confrontaciones y debiliten el Estado de derecho.

 

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...