Acostumbrados al carro completo, o al carro de buena tracción, ahora, el PRI ve, como en el 2000, la falta de carburación, aunque lejos de estar “desbielado”… al menos en los próximos dos años.

¿Sólo afinación o reparación completa?

“…Lo peor que puede suceder es que en donde ganemos tengamos arrogancia, y en donde no ganemos, no hagamos los análisis necesarios para saber qué es lo que tenemos que hacer para componer y encaminar las cosas”, dijo Manlio Fabio Beltrones, aunque no el culpable único de la pérdida del número de gubernaturas, sí a quien más pegan los resultados.

“Por eso es que estamos en una etapa de análisis con madurez… También seguir la ruta de ver cómo algunos de los gobernantes fueron sujetos a un referéndum, más que los candidatos”.

En sus palabras está el mantenimiento a la máquina.

El PRI, como muchos partidos en otros países, más en Europa, en donde la política de gobierno ya no es exclusividad de nadie, debe adaptarse, como también lo aceptó el Presidente Enrique Peña Nieto, a la alternancia, digerida por 12 años, cuando el PAN los sacó de Los Pinos.

El traspié en estados es una alerta importante para la elección del 2018, por ello la algarabía (mal haría en no desatarla) de Ricardo Anaya. Por ello el gesto de premio de consolación pasajero de Agustín Basave.

Pero tampoco esa alternancia es ajena al PRI. Los tiempos han hecho al tricolor comerse sus propios errores y reconocer los aciertos y avance de sus contrincantes políticos.

De los 12 estados disputados en los pasados comicios, y en donde el tricolor no resultó triunfador, sólo en Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz no se había dado la alternancia. Aguascalientes, Chihuahua y Puebla ya.

En los que ganó, Zacatecas, Oaxaca, Tlaxcala y Sinaloa, ya. Hidalgo sigue como bastión priísta.

Anteriormente, el PAN llegó a ostentar hasta ocho gubernaturas; hoy llega a 11.

El reposicionamiento del panismo en los estados, mas no del PRD, apresurará el 2018, pero moverá el ajedrez no sólo en el PRI, sino de la propia oposición de cara a la presidencial.

Dividirá al blanquiazul en cuanto a su aspirante. Margarita Zavala ya puso sus cartas sobre la mesa en un acto de advertencia: O soy yo o voy por otra vía. Las victorias panistas, sin embargo, suben puntos a Anaya. Con ello echa la última palada de tierra a Gustavo Madero, Cordero, Josefina y hasta, si se le ocurre decir “voy”, a Javier Corral. Incluso, a la propia Zavala.

El mismo reposicionamiento panista dividirá al PRD. Parte se irá a Morena, es decir, con López Obrador, pero a Morena quizá no le alcance sólo la mitad del PRD para llegar a Los Pinos. No se ve un México tan Moreno, como pudiera verse un México medio azulado, repintado de amarillo.

¿Y el PRI?

Para empezar, Beltrones ya debe tirar a la basura ese cartel de “Prohibido pensar en el 2018”. Al contrario, el PRI y el propio Presidente Peña están, ya, al cuarto para las 12 y comienza a pasárseles el tiempo para echar a la calle a un personaje, hombre o mujer, para romper paradigmas, para empezar a crecer, para romper la caja de cristal.

El PRI-gobierno, además, debe, ya, ser su propia oposición; ampliar y liberar más sus estrategias y programas de gobierno.

A su favor todavía tiene mucho de gran parte de la sociedad.

Hoy, tal vez un poco menos de la mitad de la población sabe quién ha tendido en el país casi el 80 o 90 por ciento de la infraestructura social y administrativa no modificada estructuralmente desde hace más de medio siglo, el PRI.

Al PAN se le olvidó hacerlo durante 12 años. Gobernó el país sobre lo ya hecho.

Del resto, los jóvenes y los muy jóvenes, la mayoría lo ignora. Esa es una primera tarea del tricolor. Decirle a la gente, sin mentiras y sin adornos, quién es el PRI, aunque muchas cosas duelan. Y decir, también aunque duela, quiénes son los extremos, la Izquierda y la Derecha, con el 95 por ciento menos de tiempo gobernado.

Ser su propia oposición significa, ya, dejarse de programas pasajeros y aspirinas. Vaya, ni siquiera la autocrítica les puede ayudar como panacea. Más bien, acatar la crítica.

La gente busca bienestar, sobre todo en su bolsillo. Darlo. No al estilo de la torta y la Coca Cola en los mítines. En empleos bien remunerados. Vestido, calzado, recreo, salud. Sí, como pensaba “El Tata”, como lo planeaba Colosio.

De hecho, sin lugar a dudas, ese es el gran aporte siguiente del PRI-gobierno: Arrebatar, otra vez, a la Izquierda otra medida, esta vez la del salario mínimo.

Mientras haya resistencia a adelgazar el gobierno, a hacer a un lado actitudes y acciones denigrantes (corrupción, despilfarro), los pasos hacia el carro compacto y “desbielado” se acortan.

El sábado 4 de junio, un día antes del día negro para el PRI, en IMPACTO, El Diario cabeceamos la noticia principal “Elección inédita con vista al 2018”.

Y advertimos: “Quien o quienes ganen ‘a la buena’ en el proceso electoral… obtendrán su pasaporte, con todo y visa, hacia la elección federal a celebrarse dentro de dos años”.

Inédita lo fue a tope y, efectivamente, desató muchos nudos.

Los resultados del domingo ponen un sabor especial al caldo de los dos años siguientes.

En principio, el entusiasmo se inclinó hacia un solo lado, el del PAN. Ganó con méritos propios, independientemente de caprichos y traiciones del lado priísta, cuatro estados: Aguascalientes, Chihuahua, Puebla y Tamaulipas. De los cuatro, sólo en Tamaulipas no había gobernado.

En otros tres, Durango, Quintana Roo y Veracruz, le pasó corriente al PRD para mantenerlo vivo, pero respirando artificialmente. En ese sentido, el PRD, al contrario de lo expresado por su dirigente nacional, Agustín Basave, poco tiene para festejar.

Morena, de Andrés Manuel López Obrador, perdió con su perla, David Monreal, Zacatecas. Asustó en Oaxaca y Veracruz, pero no culminó la faena. Es cabeza, sin embargo, en la Ciudad de México, en la conformación de la Asamblea Constituyente.

Por otro lado, parece ser, los partidos no deberán preocuparse por los independientes. Simple y sencillamente fueron estrellas fugaces.

Vivir, revivir, sobrevivir, no muchos lo logran. Es un trabajo de mecánica pura.

[email protected]

[email protected]

Twitter: @RobertoCZga

www.sextopatio.com.mx

Compartir: