El grito al estilo 4T

No es secreto que titular del Ejecutivo federal no gusta mucho de los protocolos; muy probable que realice modificaciones, ya sean planeadas con antelación o durante el minuto a minuto en transmisión en vivo

Compartir:

El famoso “grito” de Independencia que los mandatarios mexicanos dan al pueblo de México desde el balcón de Palacio Nacional es una de las tradiciones más importantes y con la cual el gobierno federal da inicio formal a las festividades por el movimiento que nos dio nación.

Recordemos que el grito se celebra cada 15 de septiembre, conocido como el grito de Dolores, acto que en 1810 constituyó de manera formal la Guerra de Independencia por el cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Si bien, cada año vemos el protocolo para este evento, en estricta teoría no se tiene un protocolo estricto y oficial, el acto se ha ido construyendo y siguiendo a través de los años con apoyo de los archivos de la Oficina de la Presidencia, que durante décadas, se han seguido en particular con los símbolos patrios y emblemas.

En otras palabras, se tiene un protocolo no escrito, el cual el Jefe del Ejecutivo, su esposa –primera dama-, invitados especiales, deben cumplir pero que no está sujeto a reglas y el presidente puede generar variaciones en el mismo.

Es en esta ocasión, el acto caerá en manos del presidente López Obrador, será su primer “grito” ya como mandatario por lo que se tienen expectativas de lo que el presidente pretenda hacer, no es secreto que el mandatario mexicano no gusta mucho de los protocolos y es muy probable que realice modificaciones, ya sean planeadas con antelación o durante el minuto a minuto en la transmisión en vivo.

Se tenía planeado originalmente que todas las estaciones de TV abierta (privadas y públicas) se enlazaran en “cadena nacional” a partir de las 9:30 pm para dar inicio al festejo con un programa cívico-cultural y a las 10:45 pm dar inicio al tradicional grito de Independencia.

Propio de la 4T, este tipo de actos son atípicos, pues no se han realizado antes, el Sistema Público de Radiodifusión (SPR) del Estado Mexicano, sería el encargado de transmitir ese programa, pero se corría el riesgo de bajar el rating de manera paradójica, pues a la sociedad mexicana difícilmente le atraen los programas gubernamentales y podría salir contraproducente para el propio gobierno. Sin duda, podemos esperar que la 4T, se encuentre interesada en experimentar con la audiencia mexicana para analizar qué programas pueden interesar y sea de paso qué información “oficial” pueden transmitir para la mente del mexicano.

En redes sociales con el hashtag #AlGritoconAMLO encontramos como es habitual las distintas posturas por parte de los ciudadanos sobre lo que esperamos en este primer grito de Independencia por parte del presidente López Obrador, “Tenemos líder, tenemos proyecto de nación, tenemos una brújula que nos indica bien el camino. Juntos libraremos tempestades y cada batalla nos hará aún más fuertes. ¡Celebremos en grande y contagiémonos de esperanza!”. Otros en postura opuesta expresan que no verán este acto pues no se encuentran conformes con los resultados ni con el gobierno de la 4T.

Será muy interesante ver este “grito” con el presidente López Obrador, sin duda sólo podemos esperar dos cosas: un protocolo tradicional como el que se ha realizado por décadas desde el Palacio Nacional o algo nuevo y audaz, fuera de lo tradicional y que el Ejecutivo realicé algo más ad hoc a su estilo y que pueda ser del agrado o no de los mexicanos. Una cosa es segura, este evento será muy al estilo de la 4T.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...