El efecto del acoso comercial de EU

Proteccionismo y unilateralismo estrategias diplomáticas y electorales de inquilino de la Casa Blanca

Compartir:
Donald Trump. Mundo a merced de su irracionalidad

Donald Trump utiliza el proteccionismo y el unilateralismo como estrategias diplomáticas y electorales.
Es bien conocido el acoso arancelario que el gobierno estadounidense ejerce para tomar ventaja en las negociaciones con sus aliados comerciales.

Por otra parte, el gobernante utiliza las polémicas que genera para fortalecer su base electoral con mira a su reelección en 2020.

Esta estrategia preocupa a gobiernos y especialistas por los efectos directos e indirectos en la economía mundial y por la situación de estancamiento productivo de la misma.

Entre los muchos frentes que el presidente Donald Trump ha abierto en su guerra comercial, el que más preocupa, a nivel global, es la competencia con China.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido del impacto que la guerra en EU y China tiene en la desaceleración económica mundial debido a la incertidumbre que genera.

Esta incertidumbre se refleja en la falta de proyectos de inversión a largo plazo.

Algunos inversionistas esperan que aumente la confianza para invertir y, en otros casos, redireccionan sus inversiones a fondos más seguros.

Las relaciones comerciales entre EU y China parecen no tener una resolución pronta.

La imposición de aranceles y represalias la inició el presidente estadounidense.

Las primeras razones expuestas para iniciar el conflicto fue la reducción del déficit comercial del país vecino con la nación asiática; así se establecieron los primeros aranceles al acero y aluminio, misma estrategia utilizada con México.

La imposición de aranceles continuó con el pretexto de proteger propiedad intelectual ante la poca regulación en China.

También se consideró como problema de seguridad nacional el boicot a la empresa Huawei.
La confrontación más reciente fue la imposición de aranceles a productos chinos por 300,000 millones de dólares.

Si bien se contempló que entrara en vigor en septiembre, y fue retrasada para diciembre, rompió los acuerdos realizados en Japón hace un mes.

En respuesta, China devaluó su divisa, el yuan, a niveles mínimos en 11 años.
Se esperan más repuestas chinas a la decisión tomada en Washington.

Por si fuera poco, EU realizó pruebas de misiles en California en días recientes.

En China se interpretó el hecho como el inicio de una guerra armamentista.

El proteccionismo y unilateralismo de Trump está afectando los mercados y economías del mundo, lo que ha generado opiniones encontradas.

Al exterior se ha criticado fuertemente la diplomacia del gobierno estadounidense actual.

Sin embargo, al interior, las críticas positivas o negativas son capitalizadas políticamente para mostrar un líder fuerte en temas económicos y bélicos, imagen que contribuye a fortalecer la base electoral del presidente con miras a las elecciones de 2020.

El mundo se aproxima a una posible crisis económica y parece que mucho depende de la irracionalidad de Trump en su periodo de campaña.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...