El Cesf también percibe riesgos para la economía mexicana

Escenario global y nacional no es alentador para 2019 y 2020

Compartir:

El Consejo de Estabilidad Financiera (Cesf) considera que existen riesgos externos e internos para la economía de México.
El pasado 19 de marzo presentó la actualización de su balance de riesgos como parte de su trigésima quinta sesión ordinaria.
En dicho balance se describen los riesgos identificados y se hace un llamado a continuar con un marco macroeconómico sólido.
El Cesf está conformado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, el gobernador del Banco de México, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público; dos subgobernadores del Banco Central, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas; el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro y el secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario.
Al igual que el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y el Banco de México, identifica como riesgos globales la incertidumbre ocasionada por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, la posibilidad de una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea, el recrudecimiento de tensiones geopolíticas, una desaceleración de la economía global, condiciones financieras más astringentes y la posible reversión de los flujos de capital en economías emergentes.
Los riesgos internos identificados por el Cesf son el cambio de perspectiva de estable a negativa de la calificación crediticia de México por parte de dos agencias especializadas y una reducción de dos niveles por una tercera; el retraso de la aprobación del acuerdo comercial alcanzado entre México, Estados Unidos y Canadá, y la disminución que ha tenido la inversión en nuestro país.
En definitiva, el escenario económico global y nacional no es alentador para 2019 y 2020.
Incluso, las previsiones de las organizaciones mencionadas se han reducido en sus últimos informes.
La economía mexicana está inmersa en una interconexión económica global que obliga al gobierno a considerar los riesgos identificados por el Cesf y tomarlos en cuenta para fortalecer el marco macroeconómico.
Es urgente que el gobierno deje de lado la demagogia y concentre sus esfuerzos en el diseño de políticas públicas que fomenten estabilidad de precios, disciplina fiscal y estabilidad financiera.
Por último, es importante que en el partido en el poder entiendan que ya no están en campaña, que las decisiones del Presidente, secretarios y algunos legisladores tienen fuertes consecuencias; casos como la cancelación del aeropuerto en Texcoco; la falta de coordinación en el sector energético, como la controversia de la refinería de Dos Bocas, y la cancelación de la cumbre energética México-Alemania, o la reacción de regular agencias calificadoras de deuda, disminuyen la confianza de los inversionistas, afectan la competitividad de México en el mundo y generan incertidumbre económica.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...