AMLO rechaza intervención de ‘Masiosare’

Donald Trump decidido a profanar nuestro suelo con sus feas plantas

Compartir:

Ahora resulta que el presidente de Estados Unidos, “Masiosare” Donald Trump, sí se propone profanar nuestro suelo con sus feas plantas de gringo viejo y obeso, pues urgió a México a lanzar una “guerra contra los cárteles de la droga” después de un ataque contra la familia LeBarón, de doble nacionalidad, mexicana y estadounidense, en el norte de nuestro país. Sin embargo, el titular del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, descartó la intervención del país vecino.

Luego de que México rechazara la ayuda de EU para combatir a los cárteles de la droga, el influyente periódico The Wall Street Journal sugirió una “intervención” norteamericana a través de una operación militar en México en caso de que el gobierno de López Obrador no pueda con los grupos criminales. “No se puede descartar una operación militar de EU”, dice el editorial institucional. La DEA (Drug Enforcement Administration) debería poder descubrir las identidades y ubicaciones de quienes ordenaron o llevaron a cabo los asesinatos de los integrantes de la familia LeBarón y garantizar su caída sería una señal de que la justicia estadounidense tiene un largo alcance, “pero si México no puede controlar su territorio, Estados Unidos tendrá que hacer más para proteger de los cárteles a los estadounidenses en ambos países”, afirmó “Masiosare Trump”. Y si en verdad osara profanar con sus plantas nuestro suelo patrio ¿resultará cierto que el cielo le dio a México un soldado en cada hijo? A todas luces es preferible arreglar este asunto por la vía diplomática, que para eso el canciller Marcelo Ebrard Casaubón y su equipo se pintan solos. Y también demostrar a propios y extraños que el gobierno mexicano es capaz de identificar a los responsables del horrendo crimen y llevarlos ante la justicia.

Por fortuna hay avances al respecto; el grupo delictivo “La Línea“, que se disputa el territorio con “Los Salazar” en los límites de Chihuahua y Sonora, está vinculado con el asesinato de tres mujeres y seis menores de edad de las familias LeBarón y Langford, ocurrido en el municipio de Bavispe, Sonora. Así lo informó el general Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien indicó que previo al ataque a las mujeres e infantes se registró un enfrentamiento en la zona en disputa. Hay un hecho relevante al que se le está encontrando conexión o vínculo con este evento (el asesinato de las mujeres y niños), y es la disputa entre miembros de “La Línea”, con presencia en Chihuahua, y “Los Salazar”, con presencia en Sonora”, detalló Mendoza. En compañía de Alfonso Durazo, el cuestionado titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), y Marcelo Ebrard, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el titular del Estado Mayor puntualizó que hay un reporte del enfrentamiento entre los grupos criminales, además de que se encontró un vehículo incendiándose, un cuerpo sin vida y una persona herida que llegó al hospital de la zona. Mendoza indicó que “La Línea”, ante lo que consideró una amenaza de ingreso de “Los Salazar” en Chihuahua, decidió mandar una célula entre el pueblo de Janos y Bavispe para limitar el territorio para impedirlo, de ahí que se le atribuya la materialización del ataqye a la familia LeBarón. “La Línea” es identificada como el brazo armado del cártel de Juárez; suele viajar en grupos de hasta 30 vehículos durante sus operaciones ilícitas y cuya actividad principal es la venta de droga en el estado de Chihuahua. El grupo ha sembrado la violencia en la entidad y ha impedido que el cártel de Sinaloa se apropie de la plaza; recientemente se habrían visto envuelto en una guerra en contra de “Los Salazar”, grupo delictivo de Sonora que trata de expandir sus operaciones en Chihuahua. De manera discreta, “La Línea” se dedica a la venta de droga en Chihuahua, particularmente la heroína y mariguana, así como de otros estupefacientes en la entidad. Debido a la organización con la que realizan sus actividades ilícitas, además de llamar la atención de las autoridades mexicanas, la DEA ha reconocido su peligrosidad.

Por fortuna, frente a las balandronadas de “Masiosare” Trump, López Obrador descartó declarar la guerra al narcotráfico luego del asesinato de los nueve integrantes de la familia LeBarón en los límites de Chihuahua y Sonora. López Obrador dijo que su administración no es partidaria de “esa manera de pensar”, pues la guerra no forma parte de sus convicciones. “En eso no coincidimos. Desde luego, a los que tienen esa manera de pensar se les respeta, pero no va de acuerdo con nuestras convicciones; lo peor que puede haber es la guerra”, enfatizó el mandatario. “Los que han padecido una guerra saben lo que eso significa, además, es lo contrario a la política; he dicho que la política se inventó para evitar la guerra. La guerra es sinónimo de irracionalidad; nosotros estamos por la paz y esa es una característica de este gobierno”. Por otro lado, el Presidente de la República expresó sus condolencias y solidaridad a la familia LeBarón y se comprometió a que su gobierno hará lo que les corresponde para esclarecer el caso y que haya justicia. Pidió esperar lo que resulte de las investigaciones correspondientes y no adelantar hipótesis ni hacer conjeturas, con el compromiso de dar a conocer todo lo que se tenga, “para que no se elaboren hipótesis a la carrera, con prisa, y se vaya a cometer una imprudencia; vamos a esperar que se haga la investigación y oportunamente se informará”, dijo. Tras indicar que se indagará para saber si fue una agresión directa a la familia LeBarón, el mandatario refirió, en su conferencia de prensa matutina, que en las investigaciones participan las fiscalías de Sonora, la de Chihuahua y la General de la República (FGR).

Para concluir, creo que lo más importante es que a pesar de los excesos retóricos de “Masiosare” Trump, han prevalecido la sensatez y la prudencia de los actores políticos relevantes tanto del lado mexicano como del estadounidense de la frontera. Cabe reconocer, en especial, al Presidente de la República y al canciller Ebrard, y confiar en que en medio del fragor de la lucha electoral que se avecina en Estados Unidos, ambas partes sabrán evitar expresiones y actitudes que puedan contribuir a justificar los excesos retóricos de “Masiosare”. Y ruego a la Guadalupana y a ese Dios que con su dedo escribió en el cielo “el eterno destino” de nuestra atribulada patria que sólo sean eso: Excesos retóricos; más nos vale.

 

[email protected]

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...