Ambiciones políticas y sigue el saqueo nacional

Hay que correrle a los que tienen la ‘sabia virtud’ de andar pontificando para que todo el mundo se porte bien

Compartir:
Abraham Lincoln, para reflexionarse

No sé si la anécdota de Lincoln que me enviaron y reproduzco es verdadera, pero sí estoy convencido de que el tema es para reflexionarse: “Señor Presidente Lincoln”, le dice un grupo de generales durante una noche de la guerra civil de Norteamérica. “Queremos comunicarle que el general Grant continúa con sus inclinaciones por las mujeres y por el whisky, y parece no tener límite en sus vicios”.

El Presidente Lincoln les responde: “Investiguen inmediatamente la marca del Whisky, y tomen del mismo, seguramente les ayudará a ganar tantas batallas como él, porque un hombre sin pasiones, es un hombre sin virtudes…”.

“¡Que tengan un día lleno de templanza, eficacia e integridad!”.

A lo largo de mi vida he comprobado que los moralinos, los que siempre andan criticando lo que hacen los demás, los investigan y los denuncian con sus superiores son los hombres que en la realidad: “Tragan Santos todo el día para cagar diablos por las noches”.

Así en la vida, la realidad es que hay que correrle a los que tienen la “sabia virtud” de andar pontificando para que todo el mundo se porte bien y por favor, no se piense que esto lo digo por el señor presidente, no, lo digo por todos aquellos que usan la mano del mono para tratar de sacar las castañas del fuego y al final de cuentas, pues salen quemados.

Creo que la disciplina tiene un límite y que las lealtades son importantes en una lucha política sobre todo cuando lo que está en juego es el poder que, algunos, solamente lo gozan sin haberse manchado ni los pantalones ni los zapatos, por esa razón dice la dirigente de Morena, Yeidckol Polenvsky, que hay las sabandijas que salen de sus agujeros para pretender sorprender en la toma del poder del partido para usarlo en sus fines personales y acumular puestos y presupuestos en vez de encaminar las acciones a la organización y a los proyectos de Andrés Manuel López Obrador en el cambio de sistema programado por la 4T, así, sin tapujos, pues manda en el pleito, ese mensaje de que el pueblo sabio reconoce quién lucha por su bienestar y su futuro y en la realidad, si estas no fueran palabras bonitas, y si el pueblo sabio realmente tuviera conciencia de lo que son los políticos oportunistas y demagogos, muchos de ellos no habrían llegado al lado de AMLO en el pasado proceso electoral, ya que se hubieran evitado votar por ellos, pero no, la ola superó la reflexión y ganó la desesperación, el encabronamiento y el disgusto en contra de los políticos tradicionales y los partidos, así, también, en Morena por la falta de gentes en este proceso que no sabían cómo reaccionarían los votantes, pues aceptaron a muchas y muchos oportunistas que como chapulines saltaron de un lado al otro o encontraron cobijo gentes que solamente por sus relaciones con los altos jerarcas de los dineros o por ser parientes de ellos, fueron propuestos como diputados o senadores, y ahí están los conflictos, porque ellos no tienen ni conciencia ni ideología tal como lo reclama, ahora, el mero mero…
Con esos claros oportunistas sabandijas es lógico que aparezcan los grupos o las tribus políticas de los que por años han vivido de la política y de los puestos y presupuestos y así, ellos, sí saben, cuando menos, la importancia de la organización para reclamar el dirigirla porque con la anuencia del presidente o no, ellos, gozarían de los puestos y presupuestos en todo el país y, con ello, acumularían la fuerza incluso para imponerse o condicionar al que el presidente designe como su sucesor, porque sería un lamentable error que la sucesión presidencial la dejara a una consulta democrática, cuando sabemos cómo se las gastan los políticos que sobreviven a las derrotas y ahora están en el poder que, ellos, no ganaron ni trabajo les costó llegar a donde se encuentran, porque al final de cuentas, ganaron por el cobijo que les dieron en Morena y no entienden o no quieren entender que no ganaron por su simpatía o por su ideología y su esfuerzo reconocido a favor del infeliciaje nacional, no, ganaron porque las condiciones se dieron para que los mexicanos cansados, encabronados y molestos por los corruptos y entreguistas decidieron votar por AMLO, para mostrar que ellos mandan a pesar de que no fueron convencidos ideológicamente sino que votaron por viscerales, no por conscientes, y esto lo debe saber AMLO, por ello, ahora, está interesado en dar una formación ideológica para que sus huestes no solamente voten con conciencia sino que por esa misma no puedan ser volteados en sus preferencias o engañados por los demagogos, porque la realidad es que el pueblo no es tan sabio, intuye algo, pero al final, muchas veces, le gana la pasión y el resentimiento o le llegan “al precio” y esto, no lo podrá olvidar un político de la experiencia y de la talla de AMLO, por esa razón pensamos que asistiendo o con una simple carta, él, mostrará sus preferencias y con sus operadores de confianza evitará el que las sabandijas le hagan de chivo los tamales y lo jodan en su lucha por el cambio, apropiándose de Morena.

Ya se vio seriamente lo que ha sido la confrontación en el Senado de la República y ese mensaje “cifrado” de que el pueblo sabio sabe quién lucha a su favor y este es un buen punto para el presidente, porque sin comprometerse, cuando menos manda las señales como dicen se mandan en el beisbol y así, un experimentado político como lo es Porfirio Muñoz Ledo, arropa al que él considera “el bueno” y con todo esto, como en los viejos tiempos, pues se provocan escándalos para evitar que se vea lo que realmente está sucediendo en el entorno del país y así, pues nadie quiere hablar de que las empresas mineras, nacionales y extranjeras, han sacado en los últimos años mucho más oro y plata que el que sacaron o saquearon en los tiempos de la Conquista y que fuera el detonador de la riqueza en Europa con la miseria de nuestro país y de los mexicanos, igualito, como ahora, nada más que con mayores y mejores mañas…

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...