Alianzas y fobias en el PEF 2020

Notorias prioridades del Poder Ejecutivo; principio de austeridad republicana se aplica, de forma discrecional, entre lo que agrada y lo que no al Presidente de la República

Compartir:
El ‘pleno’ de la ‘Cámara de Diputados’ aprobó, en la madrugada del pasado viernes 22 de noviembre, el PEF 2020

Las prioridades del Poder Ejecutivo son notorias en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (PEF) aprobado por la Cámara de Diputados.

En el comparativo anual se aprecian recortes a dependencias que realizan actividades relacionadas con los programas del Gobierno Federal, lo que debilita marcos institucionales importantes.

Entre la propuesta realizada por el Ejecutivo y el PEF aprobado pasa lo mismo; las reasignaciones hechas por los parlamentarios de Morena y sus aliados remarcan las alianzas y fobias del presidente.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en la madrugada del pasado viernes 22 de noviembre, el PEF 2020.

En una sede alterna, con 302 votos a favor, 65 en contra y una abstención, aprobaron un monto total de 6 billones 107 mil 732 millones 400 mil pesos para el ejercicio fiscal 2020, lo que representa un incremento del 1% en comparación con 2019.

Al igual que el año pasado, prevalece el principio de austeridad republicana y se aplica de forma discrecional entre lo que agrada al presidente y lo que no.

El PEF se compone de la siguiente forma: Ramos autónomos, ramos administrativos, ramos generales, entidades de control directo y empresas productivas del Estado.

La propuesta del presidente es evaluada por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

La comisión analiza la propuesta y realiza ampliaciones o resignaciones presupuestales, que son votadas en el pleno de la Cámara de Diputados.

Este proceso se complicó por manifestaciones de campesinos que demandan mayor aportaciones a las dependencias enfocadas al sector, falta de acuerdos entre el partido en el poder y la oposición.

Entre el PEF de 2019 y 2020 se ven incrementos presupuestales importantes en Energía, con un aumento del 72%, y en la Función Pública, con una aumento del 56.5%.

Ambas dependencias pertenecen a los ramos administrativos y cuentan con gran apoyo del presidente debido a los intereses del mismo por reinvertir en el sector energético y por el trabajo que ha realizado la Función Pública para investigar a ex funcionarios de la administración federal.

En el mismo ramo existen reducciones importantes en Economía, con un -33.3%, y en Turismo, con -44.7%.

Respecto a las modificaciones realizadas en la Cámara de Diputados, los ramos autónomos fueron los más sacrificados con una reasignación.

Los ramos más afectados son los correspondientes al Poder Judicial, Consejo de la Judicatura Federal e Instituto Nacional Electoral.

Es importante mencionar que las instituciones afectadas han sido criticadas por el presidente.

Por otro lado, se ve un incremento considerable a la Secretaría de Bienestar, que coordina proyectos clientelares, como Pensiones para el Bienestar de Adultas Mayores, Personas con Discapacidad Permanente y Sembrando Vida.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...