“2 De Octubre Que No Se Olvide”

Compartir:

A la memoria del maestro Miguel León Portilla

El pasado jueves se cumplieron 51 años de la matanza de estudiantes en la plaza de las tres culturas en Tlatelolco. Se han escrito ríos de tinta al respecto. Sin embargo creo oportuno hacer hoy una reflexión sobre la trascendencia y el significado de ese punto de quiebre histórico para el México gobernado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y nuestra todavía frágil democracia. Primero los hechos De acuerdo con Wikipedia a masacre de Tlatelolco fue el asesinato de estudiantes y civiles por militares y policías el 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas en la sección de Tlatelolco de la Ciudad de México. Los eventos se consideran parte de la Guerra sucia en México, cuando el gobierno utilizó sus fuerzas para reprimir la oposición política. La masacre ocurrió diez días antes de la apertura de los Juegos Olímpicos de México 1968. En aquel entonces, el gobierno y los medios de comunicación en México afirmaron que las fuerzas gubernamentales habían sido provocadas por los manifestantes que les disparaban,1​ pero los documentos del gobierno publicados desde 2000 sugieren que francotiradores habían sido empleados por el gobierno. El jefe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) informó que 1345 personas fueron arrestadas. Según los Archivos de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kate Doyle, analista principal de política estadounidense en América Latina, documentó la muerte de 44 personas. Sin embargo, las estimaciones de la cantidad de muertos real oscilan entre 300 y 400, con testigos presenciales informando cientos de muertos.

El gobierno mexicano invirtió $ 150 millones de pesos de aquella época (unos $1,500 millones de pesos de hoy) en preparación para los Juegos Olímpicos de 1968 que se celebrarían en la Ciudad de México. El presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, luchó por mantener la paz en un momento de creciente tensión social, pero su administración reprimió los movimientos de sindicatos independientes, agricultores, y tomó drásticas medidas al tratar de dirigir la economía. El movimiento estudiantil en la Ciudad de México creció rápidamente a raíz de la reacción a la violenta represión de las luchas entre «porros» (pandillas) rivales, que incluyó a grandes segmentos de estudiantes que no estaban satisfechos con el régimen del PRI. Formado oficialmente después de la violación de la autonomía universitaria del gobierno mexicano durante el verano de 1968, el Consejo Nacional de Huelga (CNH) organizó todas las protestas posteriores contra el gobierno de Díaz Ordaz. El CNH era una delegación de estudiantes de 70 universidades y escuelas preparatorias en México y coordinó protestas para promover reformas sociales, educativas y políticas. En su apogeo, el CNH tenía 240 delegados estudiantiles y tomó todas las decisiones por mayoría de votos, tenía la misma representación de mujeres estudiantes y redujo la animosidad entre las instituciones rivales. Raúl Álvarez Garín, Sócrates Campos Lemus, Marcelino Perelló y Gilberto Guevara Niebla fueron los cuatro líderes de facto del  CNH A medida que el mundo se enfocaba en la Ciudad de México para los Juegos Olímpicos, los líderes del CNH buscaron lograr un progreso pacífico para paliar  las quejas políticas y sociales.

El CNH elaboró ​​una pliego petitorio  de seis puntos: 1 -Derogación de los artículos 145 y 145 b del Código Penal (que valida el encarcelamiento de cualquier persona que asista a reuniones de tres o más personas, que se considera que amenazan el orden público). 2- La abolición de los granaderos (cuerpo de policía táctico) 3- Libertad para los presos políticos. 4- Indemnización a los heridos durante los disturbios.5-La identificación de los funcionarios responsables del derramamiento de sangre anterior (incluidas las reuniones de julio y agosto). 6- La destitución del jefe de policía, Luis Cueto, su adjunto, Raúl Mendiolea, y el comandante granadero, general A. Frías.

Hasta ahí todo parecía manejable para el gobierno, a pesar de su talante autoritario y su paranoia por la proximidad de las olimpiadas. Pero el 22 de julio de 1968, un disturbio entre bandas de adolescentes rivales se desató en el centro de la ciudad de México. La mayoría de los miembros de estas pandillas eran estudiantes en las Escuelas Vocacionales #2 y #5 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) enfrentadas a miembros inscritos en la escuela preparatoria Isaac Ochotorena. .​ Los granaderos (policía antidisturbios) fueron utilizados por el gobierno mexicano para controlar y reprimir a los manifestantes estudiantiles y se utilizaron por primera vez contra los estudiantes en julio de 1968. El movimiento estudiantil comenzó a unirse luego del asalto del gobierno a la Escuela Vocacional #5, que marcó la primera infracción importante en la autonomía de los estudiantes. El movimiento comenzó a ganar el apoyo de estudiantes fuera de la capital, tal y como lo recuerdo yo que era estudiante de secundaria y vivía en Guanajuato, pues organizamos una protesta frente a la residencia del gobernador del estado. También reaccionaron otros segmentos de la sociedad, cuya molestia continuó creciendo hasta ese octubre.

El 1 de agosto, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Javier Barros Sierra dirigió a 50 000 estudiantes en una protesta pacífica contra las acciones represivas del gobierno y la violación de la autonomía universitaria. El orden de la manifestación demostró al público mexicano que los estudiantes no eran agitadores. ​El CNH emitió un informe en el diario El Día. En la Marcha Silenciosa del 13 de septiembre; concurrieron trabajadores, agricultores, maestros, estudiantes y público en general» El CNH enfatizó que no tenía «conexión con los Vigésimos Juegos Olímpicos … ni con los feriados nacionales que conmemoran la Independencia [de México]», y que «este Comité no tiene intención de interferir con ellos de ninguna manera». El anuncio reiteró la lista de seis demandas del CNH.

Con la apertura de los Juegos Olímpicos, Díaz Ordaz estaba decidido a detener estas manifestaciones. En septiembre, ordenó al ejército ocupar el campus de la UNAM.  Barros Sierra renunció en protesta el 23 de septiembre. Los estudiantes comenzaron a prepararse para operaciones defensivas en otras instituciones. Pusieron una resistencia mucho más fuerte cuando la policía y el ejército intentaron ocupar los campus del Instituto Politécnico Nacional de Zacatenco y Santo Tomás. Los estudiantes del Politécnico mantuvieron su campus en contra del ejército durante más de doce horas, lo que provocó una fuerte oposición del gobierno. El diario francés L’Express declaró que 15 personas murieron en las batallas y que se dispararon más de mil balas; el gobierno reportó tres muertos y 45 heridos. Uno de esos estudiantes, Ernesto Zedillo Ponce de León llegaría a ser presidente de méxico para el período 1994 – 2000.

El 2 de octubre de 1968, alrededor de 10.000 estudiantes universitarios y de secundaria se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas para protestar por las acciones del gobierno y escuchar discursos pacíficamente.11​ Muchos hombres y mujeres no asociados con el CNH se reunieron en la plaza para mirar y escuchar; incluyendo vecinos del complejo residencial, transeúntes y niños. Los estudiantes se habían congregado afuera del edificio Chihuahua, un complejo de apartamentos de tres módulos y trece pisos en la Plaza de las Tres Culturas. Entre sus cantos estaban «¡No queremos olimpiadas, queremos revolución!». Los organizadores de la manifestación no intentaron suspender la protesta cuando notaron una mayor presencia militar en la zona.

Dos helicópteros, uno de la policía y otro del ejército, volaron sobre la plaza. Alrededor de las 5:55 p. m. se dispararon bengalas rojas desde el cercano edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Alrededor de las 6:15 p. m. se dispararon otras dos bengalas, esta vez desde un helicóptero (una verde y otra roja) cuando 5000 soldados y 200 tanquetas y camiones rodearon la plaza.Gran parte de lo que sucedió después de los primeros disparos en la plaza permaneció mal definido durante décadas después de 1968. Los registros e información publicados por fuentes del gobierno estadounidense y mexicano desde 2000 han permitido a los investigadores estudiar los hechos y sacar nuevas conclusiones.

La cuestión de quién disparó primero permaneció por años sin resolver después de la masacre. El gobierno mexicano dijo que los disparos desde los apartamentos circundantes provocaron el ataque del ejército, pero los estudiantes dijeron que los helicópteros parecían indicarle al ejército que disparara contra la multitud. La periodista y escritora  Elena Poniatowska seleccionó las entrevistas de los presentes y describió los eventos en su libro La noche de Tlatelolco: «Las llamaradas aparecieron repentinamente en el cielo y todos levantaron la vista automáticamente. Se escucharon los primeros disparos. La multitud entró en pánico … [y] comenzó a correr en todos direcciones».A pesar de los esfuerzos del CNH por restablecer el orden, la multitud en la plaza rápidamente cayó en el caos.

Poco después, el Batallón Olimpia,​ recibió la orden de arrestar a los líderes del CNH y avanzó hasta la plaza. El asalto que siguió a la plaza dejó decenas de muertos y muchos más heridos Los soldados respondieron disparando contra los edificios cercanos y contra la multitud, alcanzando no solo a los manifestantes, sino también a observadores y transeúntes. manifestantes y transeúntes por igual, incluidos estudiantes, periodistas (uno de los cuales fue la periodista italiana Oriana Fallaci), y niños, fueron alcanzados por balas y montones de cuerpos pronto cayeron al suelo.  La masacre continuó durante toda la noche, .Los medios de comunicación controlados por el gobierno informaron de los acontecimientos por el lado del gobierno mexicano esa noche, pero una investigación de 2001 reveló documentos que mostraban que los francotiradores eran miembros de la Guardia Presidencial, quienes recibieron instrucciones de disparar contra las fuerzas militares para provocarlos.

En 1998, el presidente Ernesto Zedillo, en el 30 aniversario de la masacre de Tlatelolco, autorizó una investigación del Congreso sobre los eventos del 2 de octubre. Sin embargo, el gobierno del PRI continuó no dando a conocer documentos oficiales del gobierno relacionados con el incidente. En 2001, el presidente Vicente Fox, entonces del PAN,  quien terminó el gobierno de 70 años del PRI, intentó resolver la cuestión de quién había orquestado la masacre. El presidente Fox ordenó la liberación de documentos previamente clasificados relacionados con la masacre de 1968.Los documentos revelaron que la síntesis de Poniatowska de los eventos de la noche de octubre fue precisa El presidente Fox también nombró a Ignacio Carrillo Prieto en 2002 para procesar a los responsables de ordenar la masacre.20​ En 2006, el expresidente Echeverría Álvarez fue arrestado por cargos de genocidio. Sin embargo, en marzo de 2009, después de un complicado proceso de apelación, los cargos de genocidio contra Echeverría Álvarez fueron desestimados.​

¿Cuál es la importancia de los acontecimientos del 2 de octubre de 1968 para la sociedad contemporánea? Creo que cambiaron favorablemente a nuestro país en muchos aspectos sociales y políticos, Considero que la principal valor de estos hechos radica en que nuestra nación no volvió a ser la misma porque a partir de entonces nuestra sociedad tomo una verdadera “conciencia política haciendo de México una sociedad más democrática y tolerante.Recordar nuestra historia nos da una nueva oportunidad para corregir los errores del pasado y tratar de mejorar la realidad actual. 1968 inicio la transición de una sociedad censurada y reprimida, a una sociedad más abierta y participativa que generó una democracia incipiente con una gran participación ciudadana en las cuestiones públicas y políticas. Por todas estas razones me parece valioso que, ante las persistentes amenazas de una regresión al autoritarismo, el 2 de octubre no se olvide,

________________________________________________________________________

[email protected]

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...