Hallan 9 cuerpos en la autopista que conecta de Chilpancingo a Tixtla

El vehículo fue remolcado por grúas y trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia de ley de las víctimas

Compartir:

Sigue la ola de violencia en el estado de Guerrero.

Ahora nueve cuerpos fueron hacinados en una camioneta abandonada, encontrada la mañana de este sábado en la carretera de cuota que conecta a la capital con el municipio de Tixtla.

La Policía Estatal de Guerrero confirmó que una camioneta Ford tipo doble rodada, color blanco

con redila azul, y placas de circulación HR5536B del estado de Guerrero, fue hallada cerca del túnel de dicha vialidad con nueve cadáveres, sin especificar el sexo de cada uno.

El vehículo fue remolcado por grúas y llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense

en Chilpancingo para la práctica de la necropsia de ley de las víctimas.

Trascendió que los cuerpos podrían ser de los empleados de una empresa refresquera que fueron reportados como desaparecidos hace dos días en Tixtla.

 

INICIAN INVESTIGACIÓN POR HALLAZGO DE 9 CADÁVERES

La Fiscalía General del Estado investiga el homicidio de 9 personas encontradas en la parte posterior de una camioneta de carga que fue abandonada en el Libramiento de cuota que comunica con Tixtla.

Al parecer los cuerpos corresponden a las personas que fueron privadas de su libertad el pasado 3 de mayo por la noche en Tixtla, Guerrero, y sobre lo cual existe una sola denuncia interpuesta el día viernes 4 de mayo por la noche.

Aproximadamente a las 9 de la mañana de este sábado se recibió el reporte de que en el lugar conocido como “Los Túneles”, estaba abandonada una camioneta marca Ford, doble rodada, blanca con redila azul, placas de circulación HR5536B de Guerrero, que no cuenta con reporte de robo, en cuyo interior había 9 cuerpos sin vida.

Al lugar arribaron peritos de la Fiscalía, quienes realizaron las primeras diligencias y ordenaron el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense, para la necropsia de ley.

Según las primeras investigaciones, las personas encontradas son del sexo masculino, radicaban en Tixtla y Chilpancingo, y utilizaban esta misma camioneta para vender productos de consumo, presumiblemente de procedencia ilícita.

Dicha camioneta se encuentra registrada como propiedad de Esteban Nava, uno de los occisos a quien apodaban “La Coca”.

Hasta el momento no se tienen datos o indicios de que alguna de las personas privadas de la vida hayan sido trabajadores de alguna empresa refresquera, como se dijo en un principio.

El Grupo Coordinación Guerrero acuerda reforzar la presencia interinstitucional con el propósito de dar con el paradero de los responsables.

La Fiscalía General del Estado continuará con las investigaciones e informará debidamente de los avances de las mismas.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...