Emboscan a antorchistas en la Mixteca oaxaqueña

Indignante y atroz tiroteo contra 7 campesinos; ¡Exigimos investigación pronta y castigo para los asesinos!, clamor ciudadano

Compartir:

Este miércoles, a las 5 de la mañana, sobre la carretera que va de Santa Catarina Yutandú a Tezoatlán de Segura y Luna, a la altura del paraje denominado Rancho Señor, fue encontrado un automóvil Tsuru, de color blanco, habilitado como taxi foráneo, con placas MZE-58-44.

Lo trágico es que en su interior se encontraban los cuerpos sin vida de Elías Vásquez Reyes, de 44 años de edad, Cecilia José Hernández, de 55 años, Adelaida José José, de 31 años, Juana Ventura José, de 41 años, y un infante de 10 años de edad llamado Uriel Cruz Ventura.


También estaban, heridos de gravedad, Abel Cruz Ventura, de 19 años, y Alma Cruz Ventura, de 17 años.Todos ellos de localidades del municipio de San Juan Ñumí y pertenecientes al núcleo agrario de Santo Domingo Yosoñama y de filiación antorchista o hijos de antorchistas.

Las imágenes del vehículo dejan ver claramente que los asesinos dispararon a quemarropa y a mansalva.

Por la gran cantidad de disparos que hicieron los agresores, deshicieron prácticamente los cuerpos de las mujeres, dejándolos prácticamente irreconocibles.

La pregunta que surge entre los pobladores de la Mixteca oaxaqueña es: ¿Por qué tanta saña y sangre fría para matar a mujeres y a niños, a quienes difícilmente se les pueden imputar delitos que ameriten una venganza tan terrible? ¿Cuál fue el móvil del asesinato en horas de la madrugada?

Aunque surgen hipótesis precisas, dados otros crímenes similares cometidos en la región contra antorchistas de Yosoñama, no se dan a conocer para no entorpecer las investigaciones ni acusar prematuramente a alguien.

Los deudos de las víctimas expresan que “es nuestro derecho y el de familiares de los occisos exigir que las autoridades encargadas de hacer justicia investiguen, actúen y castiguen a los asesinos, es un deber del gobierno dar resultados rápidos ante un acto tan bestial”.

Cabe señalar que el 14 de diciembre de 2013 fueron masacrados y quemados 8 adultos y 3 niños y no fincó responsabilidades contra alguien, por lo que el crimen sigue impune.

Los antorchistas plantean al gobierno que “en la zona debe funcionar una base de operaciones mixtas para darle una relativa seguridad a los habitantes de esta región Mixteca, pero a pesar de los acuerdos, dicha base nunca se ha concretado”.

Los antorchistas exigen a la Fiscalía del Estado de Oaxaca y a todos los órganos implicados de hacer justicia, que investiguen con responsabilidad y apego a la ley esta emboscada mortal y otros crímenes que constan en averiguaciones previas que nunca han tenido algún resultado y también piden que se aplique la ley a quien la infrinja de un modo tan cruel que, como en el presente caso, ni siquiera la vida de los niños se respeta.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...