Última actualización: hace 19 segundos

Terror en Pemex

Estallido, minutos antes de las 16:00 horas, cimbra todo el complejo; 25 muertos y 101 heridos, el saldo; hasta la medianoche, cuadrillas continuaban removiendo escombros; Marina, Ejército y Policía Federal capitalina apoyan en labores de rescate

por el

imagen1

Un potente estallido en el subsuelo del edificio B2 del Centro Administrativo de la Torre de Pemex causó la muerte de 25 empleados de la paraestatal, 101 lesionados y más de treinta atrapados, mismos que esta madrugada eran buscados con equipo especial canino con la esperanza de encontrarlos vivos.

Un grupo de peritos e investigadores de la PGR, Policía Federal y Sedena rastreaban palmo a palmo la zona afectada en busca de indicios para aclarar el real motivo de la explosión.

Faltaban quince minutos para las cuatro de la tarde, y a esa hora, desde cualquier punto de la ciudad, podía observarse la Torre de Pemex, ubicada sobre la avenida Marina Nacional, entre la colonia Verónica Anzures y la colonia Anáhuac, envuelta en una enorme cortina de humo y se presagiaba lo peor.

Trascendió de inmediato que la explosión fue en el sótano del edificio administrativo, un estallido en una subestación de energía, que provocó una densa nube de humo.

Hasta ese momento el número de lesionados no se había determinado, y como medida preventiva la Torre, de 54 pisos, fue desalojada.

En cuestión de minutos, la zona registró gran movilización policial, del Ejército, protección civil y servicios de emergencia.

Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, llegó al lugar para coordinar las maniobras de rescate de víctimas.

Habrían pasado más de cuarenta minutos y comenzó a manejarse la primera cifra de muertos. Se dio el reporte de un muerto y 22 lesionados, pero la cifra conforme pasaba la tarde-noche iba en aumento.

Se afirmaba que la explosión fue ocasionada por una caldera localizada en el sótano del edificio, aunque también se habló de un fallo eléctrico. La cortina de humo se disipó.

PANORAMA DESOLADOR

La Cruz Roja envió decenas de unidades para el apoyo de los heridos, en tanto que la policía capitalina acordonaba el exterior de la Torre de Pemex.

Uno de los paramédicos informó a IMPACTO que el estallido alcanzó una gran dimensión, al grado de remover enormes bloques de concreto y dañar completamente la fachada del edificio administrativo que es de diez pisos y más de cincuenta metros de frente.

La onda expansiva reventó todos los vidrios de ese edificio y dañó el mobiliario de por lo menos 300 oficinas.

La Torre de Pemex cuenta con ocho sótanos y la explosión dañó al menos tres de esos subterráneos; la potencia fue de tal magnitud que bloques de un tamaño aproximado de seis metros de altura por cincuenta de largo fueron removidos del piso.

El mezzanine resintió el flamazo y presenta todos los vidrios que dan a la parte norte, todos afectados.

EVACUAN EL EDIFICIO

En diez minutos, más de 3 mil empleados fueron evacuados por los accesos de emergencia para tomar la parte oriente de la avenida Marina Nacional.

Los rostros de los empleados reflejaban el temor e incertidumbre ante la posibilidad de algo peor; el ruido de las sirenas de ambulancias, patrullas y los camiones de bomberos hicieron estremecedor el momento; los helicópteros de la policía y de los medios de información sobrevolaban el área.

La Cruz Roja informó que los primeros heridos fueron ingresados a la institución y más de 30 ambulancias trabajaban en la zona.

Persistía la versión de que la explosión se originó luego de un sobrecalentamiento de un aire acondicionado, pero lo que se vio en la zona daba señales de algo peor.

"Lo que ocurrió fue una explosión en el edificio B2 del Centro Administrativo. Hay lesionados. Hubo daños en la PB y mezzanine", reportó la paraestatal en su cuenta oficial de Twitter tras los hechos.

La paraestatal agregó que "como medida de prevención estamos desalojando la Torre de Pemex por una falla en el suministro de energía eléctrica".

HABLAN VECINOS

Vecinos de la zona informaron haber escuchado una fuerte explosión, cerca de las calles Bahía Ballenas y Bahía de Todos los Santos, atrás de la Torre de Pemex.

En Plaza Galerías, también llamada Plaza de las Estrellas, un complejo comercial ubicado cerca de la Torre, hubo tensión, pues los empleados y clientes pensaron que se trataba de una balacera o una explosión en el lugar.

De hecho fue una tarde de infierno para quienes viven en la colonia Verónica Anzures y en las colonias aledañas, pues la tragedia ocasionó caos vial por toda la zona.

Seguridad Pública del Distrito Federal reportó también en la red social "movilización de servicios de emergencia en Marina Nacional, a la altura de la Torre de Pemex. Evite la zona".

ALERTA ROJA

Para las cinco de la tarde, los edificios altos de la Ciudad de México ya estaban resguardados por unidades policiacas, pues se desató una “Alerta Roja” para evitar algún contratiempo.

Al interior de las instalaciones ya se encontraban el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam; el subsecretario Manuel Mondragón y Kalb; el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, y el jefe del gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera.

En ambulancias y helicópteros, los lesionados fueron trasladados a los hospitales de Pemex ubicados en Picacho y en Azcapotzalco, a la Cruz Roja de Polanco y a los de urgencias del Gobierno del Distrito Federal.

El Gobierno del Distrito Federal puso a disposición de los interesados su línea Locatel, 5658-1111 para dar informes de los heridos y víctimas de la explosión registrada en las oficinas de Petróleos Mexicanos.

BUSCAN MUERTOS Y HERIDOS ENTRE LOS ESCOMBROS

Apoyados con caninos, elementos de Protección Civil rastreaban la zona derrumbada en busca de sobrevivientes o fallecidos; un camión ingresó con una planta de energía para el apoyo de quienes se encontraban inspeccionando los sótanos y el exterior dañado.

REVISAN ESTRUCTURA DE LA TORRE

Como medida preventiva, cuadrillas de expertos revisaban la estructura de la Torre de Pemex a fin de conocer en qué condiciones quedó; por lo pronto se informó que la paraestatal paralizaría labores este día a fin de poder cuantificar los daños sufridos.

Hay 1 comentarios. Los comentarios están cerrados

Edelmiro Cantu Galindo dice:

LOS EXTRABAJADORES DE LYF SON LOS QUE REAL MENTE ESTAN CAPACITADOS PU ES ELLOS CONOCEN ALA PERFECCION LA RED DE DISTRIBUCION DE DF DONDE ESTAN PARA QUE SALVEN VIDAS ESTA CLARO QUE DE NO REGRESAR MAS PERDIDAS HUMANAS HABRA

Escrito el 31/01/13 | 06:27 pm