San Charbel le pone sabor a la cumbia

Hoy en día en verdad que no hay temor de Dios

Compartir:

La encargada de una tienda de santos hizo lo que nadie se había atrevido hacer, pues saco a bailar a ni más, ni menos que a San Chárbel al ritmo de “Carmen, se me perdió la cadenita”.

Siendo este uno de los momentos que trascenderán para la historia de las redes sociales.

La escultura del asceta y religioso maronita libanés  se podría decir que nunca perdió el ritmo, pues se movía con facilidad ante los pasos de la mujer, quien disfrutó de la cumbia.

“Con ‘agarradita’ de nalga y todo. Efectivamente San Chárbel es un loquillo y esa mujer es la fiesta, hace bailar hasta a los santos”, comentaron algunos de los usuarios de redes sociales.

Sin lugar a dudas se podría decir que los santos les esta gustando esto de la fiesta, pues todo inicio con el “Pasito perrón” , baile que protagonizó hace tiempo el Niño Dios.

Compartir: