Así fue el ataque a la casa del cardenal Rivera

El escolta, quien perdió la vida en el hospital, es considerado un héroe por defender y actuar con gallardía la residencia del Arzobispo Emérito Primado de México

Compartir:

El escolta José Javier N demostró su valentía al defender con su propia vida la casa del cardenal Norberto Rivera Carrera.

Así se aprecia en el video que circula en redes sociales, subido por Reforma, en donde el escolta actúa de manera heroica.


Los hechos ocurrieron a las 15:00 horas del 21 de octubre pasado.

Tres delincuentes son captados mientras rondaban la calle Camelia, en la colonia Florida, en la alcaldía Álvaro Obregón.

En ese momento, el elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) estaba en el interior del domicilio, junto a su compañero, el cardenal y una mujer.

En la grabación se ve a uno de los agresores, quien viste camisa blanca, pantalón de mezclilla, gorra y lentes oscuros, quien hacía una llamada por celular mientras realizaba labores de vigilancia a unos metros de distancia de la puerta de acceso.

A las 15:01 horas llega otro cómplice, quien portaba lentes, saco gris, camisa y pantalón de mezclilla; él tocó el portón.

José Javier atendió el llamado del agresor, quien dijo ser empleado de una empresa de mensajería y entregaría un sobre amarillo.

Cuando el policía recibió el paquete, el hombre “hizo tiempo” y a las 15:02 horas los tres hampones intentaron ingresar a la casa.

Ante esta situación, José Javier se dio cuenta que iban armados, por lo que usó su pistola para evitar que entraran.

Los dos cómplices huyeron del sitio cuando vieron que el agente estaba armado; sólo el tercer delincuente permaneció al interior de la casa y disparó contra el escolta del cardenal.

En la grabación se ve que José Javier cae al suelo al recibir empujón del agresor, pero desde el suelo accionó su arma contra el atacante y terminó resguardado en una camioneta.

Luego se ve que el tercer malhechor sale de la casa arrastrándose por el suelo con arma en mano, abre una de las puertas traseras de una camioneta y huye con su cómplice, al tiempo que el otro hampón que buscaba entregar el sobre corrió hacia una calle aledaña.

Lo cierto es que el escolta actuó con heroísmo, defendió la casa del cardenal Rivera a costa de su propia vida.

Pero la mejor opinión es la suya, vea el video y forme su propia decisión.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...