Trump expresó la posibilidad de invitar a líder norcoreano a EU

Avizoró también la normalización de relaciones entre ambas naciones, que calificó como un paso natural en la eventualidad de alcanzar un acuerdo para la desnuclearización, aunque insistió que ello requerirá de más de un encuentro

Compartir:

El presidente estadunidense Donald Trump no descartó hoy la posibilidad de invitar al líder norcoreano Kim Jong-un a visitar Estados Unidos si el encuentro que ambos sostendrán la próxima semana en Singapur resulta exitoso.

Trump avizoró también la normalización de relaciones entre ambas naciones, que calificó como un paso natural en la eventualidad de alcanzar un acuerdo para la desnuclearización, aunque insistió que ello requerirá de más de un encuentro.


“Normalizar relaciones es algo que esperaría, que se debería hacer cuando todo sea completado”, dijo Trump en anticipación de lograr un histórico acuerdo que para su gobierno significa que Pyongyang renuncie a sus misiles y armas nucleares.

El tema de los misiles fue abordado durante su encuentro este jueves con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quien agradeció al mandatario sus esfuerzos para resolver el enfrentamiento entre su país y Corea del Norte.

Aunque los dos líderes discutieron también temas comerciales en el marco de la reciente decisión de Estados Unidos de imponer tarifas, Abe insistió en el de los ciudadanos japonesas secuestrados por Corea del Norte.

“Creo que el presidente Trump entiende la posición de Japón”, quien narró el caso de una niña japonesa de 13 años que fue secuestrada hace 40, y que se cree es una de los incontables japoneses en manos de ese régimen.

Abe dijo que su gobierno está abierto también a la posibilidad de establecer relaciones con Corea del Norte, y apoyar los esfuerzos para reactivar su economía.

“Japón está listo para hacer todo los esfuerzos para apoyar este proceso”, dijo el primer ministro japonés durante la rueda de prensa conjunta con Trump en la Casa Blanca.

Después de que un reportero japonés lo consultó al respecto, Trump anunció que el tema será llevado a la mesa de discusión cuando se reúna con Kim el próximo 12 de junio en Singapur.

Trump reafirmó la persistencia del régimen de sanciones contra Pyongyang, indicando incluso que podría añadir más, pero decidió postergarlas en espera de su encuentro.

“Si me escuchan decir máxima presión, quiere decir que la reunión no fue buena”, dijo al explicar porque ha evitado utilizar esa frase.

Cuando un reportero le preguntó si optaría por recibir Kim en su club de Mar-a-Lago, en la eventualidad de que un favorable acuerdo abra la puerta a esa posibilidad, Trump dijo que “quizás empecemos con la Casa Blanca”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...