Tribunal de Paz cicatrizará heridas de guerra en Colombia: Santos

El mandatario dio posesión este lunes en la Casa de Nariño a los magistrados y al fiscal de la Jurisdicción Especial para la Paz

Compartir:

El Tribunal Especial para la Paz es un mecanismo que permitirá cicatrizar las heridas que dejó el conflicto armado de más de 52 años en Colombia, aseguró el presidente Juan Manuel Santos.

El mandatario dio posesión este lunes en la Casa de Nariño a los magistrados y al fiscal de la Jurisdicción Especial para la Paz, que es uno de los acuerdos que fueron firmados con las desmovilizadas FARC en noviembre de 2016.

“Es un día muy especial para el avance en la garantía de los derechos de las víctimas de nuestro conflicto, y es un día muy especial para seguir cicatrizando las heridas que nos dejaron más de medio siglo de guerra interna”, dijo Santos durante la ceremonia de posesión en el Palacio Presidencial.

Según el presidente Santos, “el modelo de justicia transicional permitirá aplicar la justicia a quienes cometieron delitos con ocasión del conflicto y, al mismo tiempo, hacer una transición de nuestra sociedad hacia la paz”.

“La Jurisdicción Especial para la Paz, la que ustedes inauguran, apreciados magistrados y magistradas, juzgará y sancionará conductas cometidas con ocasión o en relación con el conflicto armado, no sólo de guerrilleros o de agentes del Estado, sino también de civiles que se sometan a ella y hayan tenido participación activa o determinante en los crímenes más graves”, precisó.

Indicó que la piedra angular del Acuerdo de Paz que se logró en el tema de justicia “es el pacto de que no hay amnistía para los crímenes de lesa humanidad, los graves crímenes de guerra, el genocidio y en general las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario”.

“Todos estos delitos serán juzgados y sancionados por la nueva jurisdicción. Habrá sanciones, como la restricción efectiva de la libertad para quienes ofrezcan verdad y reparación a las víctimas, e incluso penas de prisión de hasta 20 años para quienes no digan la verdad. Eso es todo lo contrario a impunidad”, explicó.

Igualmente, el mandatario colombiano sostuvo que lo más importante de “este modelo de justicia es que está diseñado para garantizar los derechos de las víctimas, las que quieren más la verdad que ver a sus victimarios tras las rejas. A las víctimas les sirve más la reparación que la venganza”.

En su discurso, el jefe de Estado subrayó que los nuevos magistrados fueron seleccionados a través de un sistema público de convocatoria y elección que resulta ejemplar.

Recordó que el Comité de Escogencia estuvo compuesto por delegados de la Comisión Permanente del Sistema Universitario del Estado, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el secretario general de Naciones Unidas, la Corte Europea de Derechos Humanos y del Centro Internacional de Justicia Transicional.

En la convocatoria participaron más de dos mil profesionales y de ellos fueron seleccionados 51 magistrados, principales y suplentes, para que integraran el Tribunal Especial para la Paz.

La Jurisdicción Especial para la Paz será “una corte plural como el país, pero sabemos que en sus decisiones primarán, como debe ser, la verdad y la justicia, y que sus fallos se ajustarán a las evidencias”.

Además, llamó la atención sobre que más de la mitad de los magistrados de este nuevo sistema de justicia transicional son mujeres. “Aquí están representadas, de la mejor manera, las mujeres colombianas, haciendo su aporte profesional y sereno a la reconstrucción de nuestro tejido social”, sostuvo.

Una de las primeras asignaciones de este Tribunal es “aplicar lo referente a la Ley de Amnistía, función que vienen cumpliendo los jueces ordinarios, pero que pasará a esta nueva jurisdicción ya posesionada”.

Enfatizó que este nuevo modelo de justicia empezará a “funcionar en plena campaña electoral y que los Acuerdos de Paz y específicamente la Jurisdicción Especial para la Paz, seguirán siendo objeto de debate al interior de nuestra sociedad”.

“Un debate de alguna manera inane, en la medida en que los Acuerdos ya no tienen vuelta atrás, a pesar de que algunos políticos quisieran lo contrario. La forma como ustedes desarrollen sus funciones dará la mayor legitimación a todo lo que Colombia ha construido”, sostuvo.

Colombia -dijo- “necesita justicia para que podamos cerrar la página de la violencia y asumir el desafío de la reconciliación. Colombia necesita verdad para que nos ilumine el camino del futuro. Colombia necesita que sus víctimas sean reparadas para que se cierre al fin el ciclo del dolor y podamos renacer a un nuevo día”.

Los colombianos “estaremos atentos a su trabajo, confiamos en su buen criterio y respetaremos sus decisiones. Su tarea será histórica y así deben entenderlo. Porque la paz necesita de la justicia y la justicia necesita de la paz”, puntualizó el presidente Santos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...