Texas comenzará a aplicar partes de la ley antiinmigrante SB 4

El anuncio se da luego de que la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans, determinara esta semana que parte de la SB 4, puede entrar en vigor mientras la constitucionalidad del estatuto es considerado en apelación

Compartir:

La Oficina del Procurador General de Texas anunció que comenzará a aplicar la ley SB 4, que prohíbe a las ciudades santuario en Texas, recibiendo quejas contra los gobiernos y funcionarios locales que violen el estatuto.

El anuncio se da luego de que la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans, determinara esta semana que parte de la SB 4, puede entrar en vigor mientras la constitucionalidad del estatuto es considerado en apelación.

La ley SB 4, autoriza castigar a los alcaldes, sheriffs, policías y jefes de policía, por no cooperar con las autoridades federales y honrar las solicitudes de detención de los agentes de inmigración para mantener detenidos a los reclusos no ciudadanos sujetos a la deportación.

La legislación establece que los gobiernos locales y los departamentos de policía que se nieguen a acatar las leyes de inmigración, podrían dejar de recibir millones de dólares en fondos públicos y enfrentar multas y otras sanciones.

Le ley impone sanciones de hasta 25 mil dólares por día a las jurisdicciones que violen sus disposiciones. El estatuto también autoriza a los policías locales el preguntar sobre el estatus migratorio de las personas durante cualquier detención, incluyendo paradas de transito.

“El quinto circuito confirmó rápidamente lo que mi oficina y yo sostuvimos hace mucho tiempo: la ley SB 4 es una medida de sentido común que impide que los gobiernos de Texas obstaculicen la aplicación federal de la ley de inmigración”, dijo el procurador general de Texas, Ken Paxton, en una declaración escrita.

“Al hacer cumplir las disposiciones claves de la SB 4, evitaremos que criminales peligrosos sean devueltos a nuestras comunidades de Texas”, señaló.

Paxton anunció que su oficina comenzará a aceptar quejas contra los gobiernos locales que mantienen “santuarios” y prohíben a sus agentes de policía cooperar con las autoridades federales de inmigración.

Paxton dijo que las quejas podrían también ser presentadas contra funcionarios que adoptan políticas que impiden que los agentes ayuden, cooperen o intercambien información con funcionarios federales de inmigración.

La Corte Federal de Apelaciones dictaminó como procedente la disposición de la SB 4 relacionada con las peticiones de detención que emite la Oficina de Inmigración y Aduana (ICE) de Estados Unidos a las cárceles de los condados, para que mantengan retenidos a inmigrantes a fin de que lautoridades federales puedan pasar por ellos y deportarlos.

El panel resolvió empero que basándose en su interpretación de la ley, la parte que requiere que las cárceles locales “cumplan y honren totalmente” las detenciones no requiere que se haga la retención basada en cada detención emitida.

La corte también determinó que las cárceles no necesitan cumplir con las órdenes de retención si una persona bajo una solicitud de detención provee prueba de su presencia legal en este país.

La decisión de la Corte Federal de Apelaciones de permitir que partes de la SB 4 entren en vigor sólo será valido hasta que la misma Corte analice argumentos sobre la constitucionalidad del estatuto en una audiencia programada para noviembre próximo.

El futuro de la SB 4 y sus diversas disposiciones se decidirá después de esa audiencia.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...